Escobar y Garitano, instantes antes de que comenzara el encuentro. / a. gómez

«En la locura, sacamos petróleo siempre»

A Escobar le gustaría tener «un equipo más equilibrado, pero es que el perfil de jugador que tenemos es este y hemos arriesgado al final»

Á. G.

Este equipo en la locura se mueve muy bien y saca petróleo siempre». Es como resumió el entrenador, Lolo Escobar, lo que aconteció sobre el césped de Anduva, donde el Mirandés logró empatar a tres goles en el minuto 90.

«Cuando nos han dominado nos han hecho mucho daño, con faltitas y llegadas y en la segunda parte, después de meternos el tercero, tiene mucho valor lo que hemos hecho porque a partir de ahí tenías dos formas de afrontarlo: o rendirte o dar un paso al frente, que es lo que han hecho los jugadores. Tenía que transmitirles que se podía y eso ha sido haciendo el equipo más ofensivo posible en el segundo tiempo. Nos pueden destrozar, sí, pero es que lo pueden hacer de cualquier forma porque el Eibar es un equipo con tanto arsenal ofensivo que por jugadores te pueden romper de cualquier forma».

El preparador mirandesista admitió que «a mí también me gustaría tener un equipo más equilibrado, pero es que el perfil de equipo que tenemos es este. Veo en todos lo mismo: condiciones individuales ofensivas brutales y defensivas muy flojas. Además, es muy difícil equilibrarte cuando te faltan Meseguer, Carreira e Imanol; hay que poner en valor, que ha venido el Eibar y que se ha puesto 1-3. Estos niños han cogido y han dicho que 'esto no se ha acabado'. Tenemos un arma en su talento y juventud y es lo que tenemos que potenciar no solo esta vez, que hemos ido mal, sino casi siempre».

Considera que «te tienes que dejar llevar por las cualidades que tiene esta plantilla. Desde el querer y el corazón, que hemos transmitido a la grada y que desde la grada nos han transmitido a nosotros, hemos puntuado».

Cree que «al igual que el talento, los conceptos defensivos se tienen o no se tienen. Vamos a mejorar en eso, igual que trabajamos para mejorar en el balón parado y en todo lo que nos hace ser frágiles. El problema es que son chavales que muchos vienen de filiales potentes, que no han tenido que mostrar esa faceta defensiva porque les valía con su talento. Seguimos en ese proceso de aprendizaje. A nosotros nos va a costar más que en otras temporadas porque ahora son más jóvenes y porque no tenemos un perfil defensivo del equipo».

Subrayó, en este sentido, que «con lo que tenemos vamos a luchar; Anderson ha hecho un partido espectacular, con muchas cualidades defensivas Y así iremos sumando a ese saco más gente. Sigo diciendo lo mismo, este equipo va a ser el de la segunda vuelta, pero va a costar».

Al final, pasó a jugar con defensa de tres. «Ellos tenían un poco de miedo y nosotros estábamos con la flecha hacia arriba. Esos estados de ánimo hay que aprovecharlos. A veces puede pasar que te llevas un guantazo, pero es cierto que hemos creído que podíamos lograr el cuarto al final. La moneda ha salido cara, el otro día fue cruz y estoy superorgulloso de lo que han hecho chavales de 19, 20, 21 años ante un equipo como el Eibar».

Odei se quedó por segundo encuentro consecutivo sin jugar. Además, con anterioridad, fue sustituido antes del final de dos partidos. El míster aseguró que «puede sorprender desde fuera su suplencia, pero no hay nada. Hemos perseguido condiciones del rival y cómo ponerle en dificultades. Estas dos semanas ha coincidido así. Han jugado muchos minutos los tres centrales, vienen semanas de tres partidos y necesitamos a los tres, ahora con Odei también descansado».