El local más goleado al encajar 16 de los 20 tantos en Anduva

A. G.

El objetivo de cualquier equipo cuando arranca la temporada es convertir su estadio en un fortín, deseo que el Mirandés no puede ver cumplido de momento porque lleva los mismos puntos en casa que a domicilio (7), pero con dos partidos más disputados ante su hinchada. Lo que tendría que ser un plus para amarrar resultados positivos, se traduce en todo lo contrario porque salvo excepciones como ante Amorebieta y Las Palmas, en el resto de compromisos ha ofrecido una peor versión.

Lo más llamativo, en este sentido, es que es en Anduva donde ha encajado el 80% de los goles que acumula en la temporada, un hecho que convierte al conjunto de Escobar en el más goleado de Segunda en la condición de anfitrión. Ya supera, en este registro como local, al colista Alcorcón. Los alfareros suman 15 en Santo Domingo.

Mientras que un total de 16 son los que ha recibido el bloque mirandesista en la ciudad a la que representa y solo cuatro, lejos del término municipal. Es un dato muy significativo.

Únicamente el cuadro vizcaíno se quedó sin ver puerta en Anduva. Ganó el Mirandés. Todos los demás, han anotado. Las Palmas hizo dos en la segunda victoria de los rojillos (4-2) y el resto, empató (el Eibar, 3-3) o ganó: el Alcorcón anotó tres (1-3), dos el Leganés (1-2), otros dos el Girona (1-2) y cuatro el Almería (1-4). Casi todos pudieron anotar más al disponer de suficientes ocasiones para ello.

A domicilio, que es como jugará contra el Zaragoza, ha perdido dos encuentros: en Burgos (1-0), donde tiró la primera mitad y fue muy superior en la segunda, pero eso no le bastó para puntuar; y contra el Sporting (2-1), frente al que se mostró siempre inferior.

Las victorias en Tenerife (1-2) y en Ibiza (0-2) y el empate obtenido en Málaga, tras un primer tiempo en el que pudo salir goleado y un segundo en el que mereció ganar, con dos tantos anulados, llaman a la esperanza.