Lleva 4 triunfos seguidos en Anduva, donde suma 13 puntos de 15 y no pierde desde octubre

A. G.

El Mirandés despidió 2022 ganando en Santander por primera vez fuera de casa en la actual temporada y sumando tres puntos frente a la Ponferradina en Anduva, en el que es el cuatro triunfo consecutivo en casa. Ha convertido en algo habitual vencer en Miranda (al principio de campaña le costó) desde que el rival de este domingo visitó el Municipal y se fue de vacío al caer por 2-0 a finales del mes de septiembre, en la primera victoria como local del equipo mirandesista.

La complicada rutina de ganar en casa que se desea extender lejos de su terreno de juego. Ese es el objetivo de este 2023 después de acumular cuatro victorias seguidas ante la hinchada jabata, sumar 13 de 15 puntos posibles y no perder desde el mes de octubre, cuando en la jornada intersemanal sucumbió ante el Levante (0-1).

A continuación, empató a un gol frente al Huesca, un choque que el adversario igualó en la última jugada; y desde entonces, sola ha saboreado las mieles del triunfo cuando su nombre figura en primer lugar en los emparejamientos: se adjudicó el triunfo ante Tenerife (1-0), Cartagena (2-1), Albacete (4-2) y Ponferradina (2-1).

Nueve goles a favor y 'solo' cuatro en contra es el bagaje de sus cuatro partidos más recientes, con los que acabó el año ya pasado, junto a la afición.

El décimo local

El Mirandés inicia el año como décimo clasificado de Segunda en la condición de conjunto anfitrión, donde ha ganado cinco duelos, empatado cuatro y perdido dos. Contabiliza 19 puntos, igual que Tenerife, Levante y Burgos, rivales que ahora se sitúan por delante en la tabla.