Llegó la hora de la verdad

La plantilla del equipo rojillo quiere cerrar filas y preparar de la mejor posible los enfrentamientos que arrancan el próximo fin de semana. /A. G.
La plantilla del equipo rojillo quiere cerrar filas y preparar de la mejor posible los enfrentamientos que arrancan el próximo fin de semana. / A. G.

El Mirandés iniciará el domingo, a las 12 horas, un campeonato de 6 partidos en el que ya nada importará lo que se ha hecho en la Liga: solo vale el sueño del ascenso

ÁNGEL GARRAZA

Una nueva competición. La definitiva. La decisiva. La que realmente importa. La que se lleva esperando un año, desde el pasado mes de junio. Una nueva oportunidad. Ser mejor que tres rivales en seis partidos para lograr el ascenso a la categoría de plata por segunda vez en los 92 años de historia del club. Es lo que está en juego desde el próximo domingo, a partir de las 12 horas del mediodía con el primer duelo que se disputará en la Ciudad Deportiva de Majadahonda, para un Mirandés que volverá a codearse en los cruces con clubes históricos, que en muchos casos le superan en presupuesto, como es el caso del filial del Atlético de Madrid.

De momento, el primer adversario al que deberá eliminar para participar en la siguiente ronda, las semifinales de un 'play off' de ascenso en el que están depositadas todas las esperanzas de la entidad rojilla para poner, de nuevo, el nombre del club y, por ende, de Miranda en el mapa futbolístico nacional. Con lo que eso conlleva a todos los efectos.

Ya no valdrá nada de lo hecho durante la campaña. Ni lo positivo ni lo negativo que se ha podido ver en los nueve meses anteriores. Antes de medirse al Vitoria, nada más acabar el choque ante la Real Sociedad B, el técnico Borja Jiménez lo tenía claro: «Ahora, 'play off' y 'play off'. No hay Vitoria ni Arenas porque la afición y la directiva nos van a valorar si ascendemos no si ganamos estos dos partidos». Se perdieron. La mente estaba ya puesta en lo que llega desde este próximo domingo.

Se trata de una fase de ascenso en la que se parte de cero y que arranca este fin de semana. A partir de cuartos de final. No vale lamentarse si se podía haber terminado en el primer puesto o si era mejor acabar como segundo. Hay que superar tres eliminatorias. En la primera, la vuelta se jugará en Anduva a pesar de ser, finalmente, tercero en la tabla. El sorteo del lunes lo quiso así. Es la misma ventaja que tienen los segundos clasificados en la Liga.

Desde el Mirandés, en este sentido, se ha querido poner de manifiesto todas estas circunstancias. Y quién mejor que Gorka Kijera, el capitán rojillo, el hombre de la actual plantilla que lleva más tiempo en el club y que está tan integrado en la ciudad, para hacerlo. El lateral izquierdo quiso leer ayer una carta dirigida al hincha mirandesista desde la sala de prensa de Anduva.

No fue solo para pedir su apoyo, que también, porque sabe que el equipo va a contar con el respaldo de la hinchada, sino para reclamar su atención en lo que está por llegar desde este domingo.

«Hoy os vengo a hablar con el corazón porque creo que es el momento y que os lo merecéis. Quiero transmitir que llevo a vuestro lado cinco años llevando con orgullo el escudo del Club Deportivo Mirandés y puedo aseguraos que me siento un rojillo, un mirandés más. Y como tal es como quiero dirigirme a todos vosotros en nombre del vestuario, en el de mis compañeros y en el mío propio. No encuentro mejor momento para hablaros con sinceridad: he oído hablar mucho de la época del Mirandés en Tercera, incluso en Regional, también en Segunda B cuando entonces no era tan frecuente jugar el 'play off'. Pero no estoy aquí para echar la vista atrás. Me importa el hoy, el ahora y el ascenso».

El defensa del Mirandés, en la misiva dirigida al hincha rojillo, reconoce que «en algunos partidos os hemos podido decepcionar pero, creedme, también nos lo hicimos a nosotros mismos. Y en otros pensamos que 'este año sí' y eso no ha cambiado. Es lo que importa».

El jugador rojillo prosigue su alocución al lanzar tres preguntas: «¿Podríamos haber jugado este 'play off' como primeros? ¿Podríamos haberlo hecho como segundos? ¿Pudimos haber ni siquiera llegado a este momento?». Lo prioritario, subraya, está por venir. «Por esta temporada se acabaron las preguntas, nos hemos ganado el derecho a soñar y eso es más bonito que preocuparnos del pasado».

Asegura que «esa es la única verdad afición. Es nuestra realidad, la vuestra, la de todos. Los siguientes fines de semana el Mirandés y Miranda soñarán. Soñaremos. Hagamos que el Mirandés vuelva».

Es la misiva que quiso transmitir al aficionado y abonado rojillo en el día de descanso de una plantilla que hoy retomará los entrenamientos a las órdenes de Borja Jiménez para preparar ya de forma colectiva el primer envite de una fase de ascenso que el Mirandés quiere acabar dentro de un mes de forma exitosa.

Las eliminatorias de 'play off' a Segunda serán retransmitidas por televisión, tal y como se anunció hace semanas. Hasta anoche, sin embargo, nada había trascendido acerca de si el Atlético B-Mirandés, que se jugará en plena jornada electoral, se emitirá ni el canal elegido.

Sí que el cruce de campeones entre el Racing, campeón del Grupo II y el Atlético Baleares, del III, será ofrecido en abierto por Cuatro a las 18.30 horas del domingo. Es la primera vez que se emite por un medio que no sea de pago un duelo por el ascenso a la LFP. En el resto de emparejamientos está pendiente de confirmarse el canal.