El gol llega desde líneas retrasadas

Paris, uno de los jugadores más en forma de la plantilla del Mirandés, lleva tres goles a pesar de ser un lateral después de marcar al Bilbao Athletic. /Avelino Gómez
Paris, uno de los jugadores más en forma de la plantilla del Mirandés, lleva tres goles a pesar de ser un lateral después de marcar al Bilbao Athletic. / Avelino Gómez

Hugo Rama, Rodrigo y Sergio han sido los goleadores en los últimos 4 partidos; el pichichi Claudio marcó su último tanto el día 24 de marzo y Matheus hace dos meses

ÁNGEL GARRAZA

Como casi todo, la situación ofrece lecturas diversas: para muchos, positiva porque aportan todos en un capítulo tan trascendental como es el gol y, para el resto, no tanto porque se puede apelar a la 'pólvora mojada' de algunos efectivos atacantes. Sea como fuere, conscientes de que el Mirandés marca un número reducido de goles para el aluvión de ocasiones, claras, que genera principalmente como local, la aportación anotadora de la segunda línea (y de la tercera) se ha revelado como fundamental en el devenir del equipo en las últimas semanas. De hecho, la contribución goleadora de los futbolistas que juegan detrás de los puntas o del delantero cuando solo hay una referencia ofensiva es la que sirve para cristalizar en triunfos el juego del bloque. Así ha sido el último mes.

El jugador que se ha destapado como un goleador, faceta que no era tan conocida al menos en Miranda, es Hugo Rama. El centrocampista rojillo suma cinco dianas, todas al transformar disparos de larga distancia, ya sea a balón parado o en movimiento. Todos, de bella factura.

El de Santiago de Compostela es el vivo ejemplo, en las últimas jornadas, de que a falta de un goleador actualmente en racha en la plantilla se agradece, y mucho, la contribución anotadora de los futbolistas, en su caso, de segunda línea. Tanto de jugadores ubicados por detrás de los más ofensivos que se incorporan al ataque como de líneas más retrasadas, defensas que también aportan para adjudicarse.

Tal es así que el pichichi rojillo –y de la Copa Federación– Claudio Medina suma doce tantos, si bien la última vez que anotó uno fue ante la Gimnástica de Torrelavega, en el compromiso que el Mirandés ganó por 1-0 el pasado día 24 de marzo.

Desde entonces, los realizadores han sido centrocampistas o, incluso, defensas. Contra el Amorebieta, en un flojo duelo de los rojillos, se cosechó la última derrota del campeonato tras caer por 1-0. No hubo gol del Mirandés. La semana siguiente frente al Leioa, la victoria se quedó en Anduva gracias a los tantos obtenidos por el defensa central, Sergio González y en la recta final por Rodrigo Sanz, al debutar así como goleador rojillo después de incorporarse a la disciplina del equipo mirandesista en el mercado invernal.

El goleador en los dos envites más recientes ha sido el mismo: Hugo Rama. Fue el que empató el partido en Urbieta contra el Gernika y el que hizo el gol que significó los tres puntos ante el Oviedo Vetusta para certificar de esta manera la entrada en el 'play off'.

Matheus, el otro delantero que juega en punta, acumula ocho dianas. Aporta brega y abre espacios para la incorporación de sus compañeros, aunque no está precisamente en racha porque su última diana data de hace dos meses: cuando firmó una de las cuatro que marcó el Mirandés al Calahorra. Desde aquel sábado, 23 de febrero, el brasileño no ha visto puerta.

Los dos delanteros, Matheus y Claudio Medina, han logrado 20 de los 50 goles que figuran en el haber del bloque de Borja Jiménez. O, lo que es lo mismo, suyos han sido el 40% de los tantos del Mirandés en lo que va de liga. Una contribución que se ha detenido en las últimas jornadas y que ambos esperan reanudar en los próximos duelos y, sobre todo, durante el tramo decisivo de la presente temporada, cuando realmente se juegue el futuro de la entidad rojilla.

El apartado relacionado con el gol está protagonizado en las últimas semanas por los efectivos de las líneas retrasadas. En su conjunto, desde que arrancó la competición doméstica, de los componentes actuales del plantel han conseguido alguna diana un total de trece jugadores (además de Miguel Díaz, que se fue en enero).

Tres son defensas: dos centrales y un lateral porque aparece Paris, uno de los miembros más en forma del equipo, con tres (Durango, Calahorra y Bilbao Athletic); Melli contabiliza dos: Durango y Calahorra y Sergio González otros tantos: el que dio el triunfo ante la UDLogroñés en la primera vuelta (1-0) y el que abrió la cuenta ante el Leioa (2-1).

El centrocampista, habitual hombre de cierre cuando juega, Álvaro Bravo lleva uno, el que se tradujo finalmente en el reparto de puntos en Tudela (1-1); Cerrajería, otro medio, aportó en la faceta frente al Amorebieta, mientras que Guridi se los hizo al Langreo y al filial del Sporting en Mareo. Además de los cinco conseguidos por Hugo Rama, a los filiales de Oviedo (dos), Athletic y Real Sociedad y al Gernika, a domicilio, hace diez días.

Hombres que habitualmente se ubican en banda como Yanis –aunque también esta campaña ha participado por dentro– suma siete (Izarra, Durango, Real Unión, Bilbao Athletic, Arenas y dos al Calahorra); el casi inédito en liga Ernest también ha contribuido a la causa al lograr uno (al Tudelano en Anduva), Rodrigo debutó en esta faceta contra el Leioa y Álvaro Rey contabiliza tres: Gernika, Arenas de penalti, y Barakaldo.