Raúl Lizoain se abraza a sus compañeros tras conseguir el primer triunfo de su club en Segunda División (ante el Oviedo, 0-1). / Laliga

Lizoain vuelve a Anduva ahora como rival tras no renovar

El portero, titular en tres de los cuatro partidos del equipo del Principado, lleva 4 goles encajados, todos ante el Sporting en El Molinón (4-1)

ÁNGEL GARRAZA

La visita este próximo domingo del Andorra para jugar por primera vez un partido de fútbol profesional correspondiente a la Segunda División servirá, además, para que se contabilice un regreso, aunque esta vez defenderá el escudo del equipo rival: el portero Raúl Lizoain volverá a pisar el tapete de Anduva tres meses después de que acabara su vinculación con el Mirandés tras no renovar y fichar por dos temporadas con el recién ascendido.

De hecho, fue el primer fichaje que se anunció desde el Principado este verano una vez que el club subió de Primera RFEF. «Desde que contactaron conmigo, era un lugar que me atraía tanto por el país como por el club y lo que me comentó Eder (Sarabia, su actual entrenador) fue lo que me acabó de convencer: la ambición y las ganas de crecer», sostiene el guardián de la puerta del cuadro tricolor.

«A veces uno tiene que apostar, elegir un sitio en el que vaya a estar a gusto y decidí la mejor opción que tenía», relató en su presentación en Andorra.

Desde su club indican que era una de las primeras apuestas que tenían nada más consumar el ascenso de categoría, aunque «sabíamos que era complicado porque es un portero contrastado de Segunda». Aun así, recaló en la entidad cuyo principal propietario es el futbolista del Barcelona Gerard Piqué.

El exguardameta mirandesista, que perteneció al conjunto de Anduva dos campañas y media (desde enero de 2020), se hizo con la titularidad en el primer encuentro que su actual equipo jugó en LaLiga. Debutó con el Andorra en el estadio Carlos Tartiere, escenario del que salió imbatido al ganar 0-1 al Oviedo.

Repitió en la segunda jornada del campeonato, también en Asturias, esta vez contra el Sporting. Allí encajó los cuatro goles después de un partido que el Andorra perdió por 4-1.

Ese choque –en las crónicas del duelo se apuntaron varios errores del cancerbero– conllevó que no fuese de la partida en la siguiente cita, precisamente frente al equipo de su tierra: Las Palmas. El bloque insular se adjudicó los tres puntos con Nico Ratti en la meta andorrana mientras Lizoain vio desde el banquillo la derrota de los suyos.

El canario, no obstante, recuperó la titularidad en la jornada siguiente, la última disputada hasta la fecha al partir en el once inicial ante el favorito al ascenso Granada. Consiguió dejar, con la ayuda de los compañeros, la portería a cero y sumar tres puntos de mérito ante un descendido de Primera División.

Hace solo tres meses separaban a ambos equipos dos categorías, pero el triunfo se lo llevó el cuadro de Sarabia, lo que pone de manifiesto, una vez más, las peculiaridades que tiene una Segunda División tan igualada como siempre.

Si todo transcurre con normalidad, dentro de dos días el exrojillo será el portero titular en las filas del adversario que visitará Anduva. Un viejo conocido de la hinchada jabata para la que jugó un total de 84 partidos distribuidos en dos campañas y media.