Lizoain se compromete con el Andorra por dos temporadas al igual que el lateral Pampín

A. G.

El portero ya exrojillo Raúl Lizoain, que deja el Mirandés, tras dos temporadas y media después de que expirara su contrato, para recalar en el Andorra acaba de rubricar un contrato de dos temporadas de duración con el equipo del Principado.

En el club mirandesista, el verano pasado, firmó por una sola campaña en un proceso de renovación que se acometía de forma anual con el cancerbero canario. Ese podría ser uno de los motivos por los que no ha seguido en el conjunto de Miranda.

El meta de Las Palmas se convirtió en el primer fichaje de uno de los rivales del cuadro jabato el próximo campeonato de Segunda División. Su entrenador, Eder Sarabia, coincidió con él dos años en la isla, entre 2015 y 2017, de ahí que haya solicitado su incorporación, hecho que se ha plasmado.

Poco después de que la entidad tricolor anunciara la llegada de Lizoain, hizo público que se hacía con el lateral izquierdo Diego Pampín, un futbolista que procede del Celta B, de donde ha sido su último capitán, y cuyo nombre sonó con fuerza como uno de los que aparecía en la agenda del Mirandés. El gallego también se suma al club que debutará el próximo mes en el fútbol profesional al rubricar una vinculación de dos temporadas de duración.

De 22 años, tenía la carta de libertad del Celta y ha sido internacional con la selección española sub-17 y sub-19.

Arroyo, al Alavés

Fue uno de los jugadores más destacados de la plantilla mirandesista de la anterior campaña. Se trata del defensa colombiano Anderson Arroyo, que pertenece al Liverpool, club que lo cede al Alavés.

Había estos días negociaciones abiertas y encauzadas entre las partes implicadas para que el polivalente zaguero continúe en Segunda División, pero a 33 kilómetros de Miranda.