El límite salarial de los maños, similar al del Mirandés

R. C. G.

La mala racha deportiva del Real Zaragoza tiene mucho que ver con su situación económica. La mala gestión financiera ha lastrado al club a lo largo de la última década, hasta el punto de que sobre La Romareda ha planeado en alguna ocasión la sombra de la desaparición.

Superados los peores momentos y alejada la amenaza de la quiebra, los maños han logrado estabilizar sus cuentas, aunque su potencial está muy alejado del que tienen los grandes de la categoría. De hecho, esta temporada han visto reducido nuevamente su límite salarial hasta los 5,8 millones, poco más que el tope que la Liga ha fijado para el Mirandés. Esa cifra deja a los maños como el sexto conjunto de la categoría que menos dinero puede destinar a su plantilla, lo que ha limitado su margen de actuación en el mercado de fichajes, algo que se está notando en la primera fase de la competición.