El líder Almería y el colista Alcorcón se distancian

A. G.

La igualdad persiste en Segunda División porque las diferencias de puntos todavía son mínimas, pero no es menos cierto que tanto el líder por la parte alta como el colista por la inferior se han empezado a distanciar de sus rivales, lo que es muy positivo para el Almería, pero negativo para el Alcorcón.

Los andaluces encabezan la clasificación con 37 puntos acumulados en 16 jornadas. Distancian en seis al Eibar, segundo clasificado, y lo que es más importante para ellos, en nueve al tercero, el Valladolid, el primero que tendría que jugar el 'play off' para intentar regresar a la elite. Ese no es el objetivo de los blanquirrojos, que quieren alcanzar el objetivo de forma directa para evitar disgustos posteriores, como ya les ha sucedido.

El Almería va camino de Primera aunque queda toda una segunda vuelta y el tramo final de la inicial, tiempo suficiente para que ocurra de todo.

A eso precisamente se aferra por la parte baja el Alcorcón. El último clasificado solo suma 8 puntos después de lograr únicamente dos victorias, ante Mirandés en Anduva (1-3) y Burgos en Santo Domingo, y tiene también a nueve la permanencia. Está a tres partidos de la Real Sociedad B. Con 26 encuentros aún por disputar, hay de sobra para que cualquiera pueda revertir la situación, pero las sensaciones no parece que sean las mejores en torno a los alfareros, con solo dos triunfos en 16 duelos.

Por encima de ellos, aparece el Amorebieta, un conjunto que sufrió un duro revés este pasado fin de semana al caer ante un rival directo por la salvación, el Lugo, en Lezama por 1-3. Los vizcaínos, aun así, contabilizan 13 puntos, cinco más que el último de la tabla y cuatro menos que el filial de la Real, la posición a la que aspira porque certifica la continuidad en LaLiga.

El antepenúltimo sigue siendo el Leganés, con 15 puntos, a dos de la permanencia y tres menos que el Mirandés. Llamado en un principio a intentar situarse en plazas de privilegio, no levanta cabeza y sigue en el pozo después de no pasar del empate sin goles frente al Oviedo.