s

El Levante busca a su sexto entrenador en un año para optar al objetivo del ascenso

A. G.

El director deportivo, Felipe Miñambres, y el entrenador del filial, Chema Sanz, dirigirán hoy al Levante en Anduva mientras llega la confirmación del nuevo entrenador, que todo apunta a que será Javi Calleja. Al menos, es el elegido por una entidad granota que busca al sexto técnico en un año, un registro que revela que la situación allí no es la más idónea para cumplir los objetivos.

Miñambres quiere a alguien con experiencia para frenar una trayectoria peligrosa. Paco López empezó la temporada pasada en el banquillo, pero en el mes de octubre fue destituido. A partir de ahí, se han sucedido las contrataciones sin que ninguna haya dado resultado. «Ha sido un cúmulo de despropósitos», aseguran desde la Valencia levantinista.

Javier Pereira y Alessio Lisci continuaron sin éxito hasta que llegó Nafti, la última apuesta por un míster que fue relevado de su cargo este pasado lunes. Desde el martes, el propio director deportivo es quien se encarga de forma interina de preparar al equipo para la visita de esta tarde a Anduva mientras busca al sexto inquilino del banquillo en 12 meses.

Miñambres ya compaginó en el año 2010 el puesto como máximo responsable de la secretaría técnica con el de entrenador en el Rayo Vallecano, cuando se hizo cargo del cuadro franjirrojo en las últimas 18 jornadas del campeonato. Repetirá hoy experiencia aunque de forma provisional porque esperan contratar en breve al nuevo inquilino. Al cierre de esta edición, aún no se había producido.

Quien habló sobre el choque de hoy fue el preparador de su filial. «Pensamos que la cabeza es importante y al equipo hay que recuperarlo mentalmente. Lógicamente nos aprovecharemos del buen trabajo del cuerpo técnico anterior, aunque cada uno tiene sus matices. Tenemos la ventaja de que el rival no sabrá qué vamos a hacer. Prefiero dejarlo para el pitido inicial», señaló Sanz acerca de las novedades que puede presentar frente al Mirandés.

Respecto a los rojillos aseguró que «en todas las categorías cuesta ganar. Todos trabajan bien y contra el Levante hay un plus de motivación. Esperamos un rival difícil. El Mirandés es muy atrevido y ataca rápido».

El delantero Bouldini es seria dura y confirmó que Campaña y Mustafi siguen de baja. El Levante viaja esta mañana. La expedición saldrá en vuelo chárter hacia Vitoria a las 10.30 horas. La concentración se efectuará en el Hotel Canciller Ayala de Vitoria.