«En Leioa solo vale jugar al cien por cien»

Yanis es una pieza clave en el Mirandés por la banda izquierda. /A. G.
Yanis es una pieza clave en el Mirandés por la banda izquierda. / A. G.

Yanis cree que parecerá un duelo de 'play off' por la intensidad; «y hay ambición de pelear con el Racing»

ÁNGEL GARRAZA

«Siempre hay que estar con las orejas tiesas y más ante este partido frente al Leioa y en Sarriena, un campo muy difícil. Es un equipo duro, los jugadores se conocen, saben a lo que juegan y tienen buenas individualidades, aunque sí que emplean un juego más directo con los dos delanteros. Como no estemos al cien por cien, no ganamos. Hay que jugar así allí porque de lo contrario, lo tendremos muy complicado».

Es Yanis quien así lo entiende, un jugador que conoce esa casa a la perfección. No en vano, militó en el Leioa en la segunda vuelta de la campaña 2015/16. «Y el campo, que no es muy grande», agrega. «Allí se desenvuelven bien y creo que habrá pocos equipos que ganen en Sarriena; hasta ahora, solo lo ha hecho el Bilbao Athletic», recuerda el extremo rojillo al hacer referencia a la dificultad que entraña asaltar el feudo de un rival que hace ya mucho tiempo que se adaptó a la categoría.

«Solo cayó ante el filial del Athletic y eso ya dice mucho tanto de la calidad que tienen como de lo duros que son de batir», apunta en este sentido.

Es imposible asegurar cómo va a transcurrir un partido, pero dadas las circunstancias y las características de los contendientes, prevé un encuentro «muy largo; ellos juegan en su casa, va el Mirandés allí, nos tienen muy cerca en la clasificación, quieren meterse en puestos de 'play off' y nosotros debemos tener paciencia, la que hemos tenido en los últimos fines de semana en casa».

Y como consecuencia de todo ello, Yanis se muestra convencido de que, a día de hoy, «sí podría ser un partido similar a lo que te puedes encontrar en un 'play off'». El futbolista franco argelino cree que «el Leioa tiene muchas opciones de meterse entre los cuatro primeros si sigue así y sí que puede parecerse a un encuentro de la fase de ascenso en cuanto a intensidad porque, para ellos, es un plus y más, como pasa con otros rivales, cuando se enfrentan al Mirandés; todos lo dan. Va a ser un partido bonito, pero al mismo tiempo muy duro», estima.

Si el cuadro vizcaíno tiene suficientes alicientes para encarar este envite porque se encuentra en una posición que quizás no se esperaban a estas alturas de campeonato, el Mirandés no le va a la zaga respecto a motivación, si bien por otros argumentos bien diferentes. De entrada, para sacarse la espina del tropiezo que tuvo lugar en El Malecón porque los pupilos de Borja Jiménez quieren que aquella derrota, la primera y única de la Liga sea eso, un hecho meramente puntual.

«Ha sido el único encuentro que hemos perdido a pesar de lo bien que lo veníamos haciendo fuera. Así que también tenemos ganas de salir de casa para hacer que lo de la Gimnástica sea solo un accidente y podamos mantener la buena dinámica a domicilio». Y, por si eso no fuera suficiente, «tenemos la ambición de pelear hasta el final con el Racing por la primera plaza».

El jugador rojillo admite que la idea con la que partirán mañana a tierras vizcaínas pasa por «tener el balón, acertar las ocasiones que tengamos, que las vamos a tener y, sobre todo, mantener la portería a cero. Los dos últimos partidos en casa lo hicimos y sabemos que si no encajamos tenemos muchas posibilidades de ganar. Además, hay que tener tranquilidad y no querer ganar el partido en el minuto diez, veinte e incluso en la primera parte».

El Mirandés más reciente ha introducido ciertos matices en su forma de plantear los choques con el fin de retener con una mayor asiduidad los partidos. Eso no quiere decir, en cualquier caso, que se deseche el estilo ofensivo con el que partió el equipo en el arranque de la Liga. «Queremos seguir con la misma alegría ofensiva, tener el balón y generar ocasiones», puntualiza, si bien reconoce que «en los dos últimos partidos no llegamos tanto como en los anteriores y estuvimos mejor atrás».

En el fútbol –prosigue– «igual tienes cinco ocasiones claras menos pero ganas 3-0 ó 2-0. Queremos ser protagonistas con balón y sin él, funcionar también como un equipo. Los jugadores nos tenemos que centrar más en el aspecto defensivo, sin la pelota, porque el cuerpo técnico trabaja mucho la táctica. Ofensivamente, tenemos muchos recursos».

Como los tiene él a título personal. Continúa su evolución en el Mirandés hasta el punto de ser una pieza clave en el engranaje de Jiménez. «Estoy muy contento, intento dar lo máximo, ir a mejor cada partido en goles y en asistencias. En este último capítulo ya llevo más que en la temporada pasada, son tres». Y goles, ya suma cuatro, pero quiere más.

 

Fotos

Vídeos