LaLiga se rinde al portero mirandés Sergio Herrera tras parar dos penaltis a Benzema

A. G.

No sirvió para que su equipo, Osasuna, puntuara ante un líder camino de proclamarse campeón de la Liga, pero como señaló después del partido ante el Real Madrid su entrenador, Jagoba Arrasate, «cada penalti que paraba Sergio parecía una vida extra».

Más allá del triunfo que obtuvo el miércoles por la noche el cuadro madridista, que pone en bandeja un nuevo título que añadir a la historia del club blanco, el auténtico protagonista de un clásico de Primera División, como es siempre un Osasuna-Real Madrid, fue el portero mirandés Sergio Herrera.

Porque no todos los días se detiene dos penas máximas al jugador más determinante del campeonato español y, probablemente, el delantero más en forma hoy en día del mundo.

El cancerbero de Miranda detuvo dos tiros consecutivos desde los once metros a Karim Benzema después de ejecutar dos formidables intervenciones tras estirarse a su derecha para repeler los lanzamientos. El mundo del fútbol y, en concreto, LaLiga no han pasado por alto su actuación. 'El muro Herrera', 'Paralotodo', ¡Por aquí, no!', 'En casa de Herrera... penaltis parados', son referencias que se publicaron por parte de la empresa que organiza el fútbol profesional.

El guardameta del equipo navarro reconoció que tenía estudiado al ariete francés. «Sabía que era su lado de seguridad. También él sabía que venía de tres penaltis lanzados contra el Celta. He confiado ahí haciendo 'la psicológica' y ha salido bien. Dio la casualidad de que contra el Celta también falló un penalti y el segundo lo lanzó a su lado de seguridad. He confiado en ese lado», admitió en la entrevista que le realizaron tras el partido.