Borrar
A primera hora de esta tarde, en la sala de prensa de Anduva. Avelino Gómez
Juan María, lateral del Mirandés: «A estas alturas, ya toca ganar»

Juan María, lateral del Mirandés: «A estas alturas, ya toca ganar»

El defensa rojillo asegura que «hay que tirar hacia arriba» y que en Oviedo «fuimos a morder y a por el partido» en la segunda parte

Ángel Garraza

Miércoles, 17 de abril 2024, 18:56

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El empate conseguido en Oviedo en la anterior jornada fue considerado positivo por los jugadores del Mirandés. Siempre lo es puntuar a domicilio y ante un rival que se presentaba en esa jornada enrachado. No obstante, a estas alturas de temporada, con el equipo rojillo marcando la salvación y a solo un punto del descenso, la única forma de hacer buena esa igualada es ganando en la siguiente jornada, con el Burgos esta vez como rival . Si no, no habrá servido de mucho, máxime cuando los rivales directos están sacando adelante sus partidos, lo que ha supuesto que la clasificación se apriete todavía más. La mayoría de los adversarios que se encuentran en la parte baja de la tabla, está sacando resultados positivos en las últimas fechas.

Urge sumar ya de tres, por lo tanto, en un fin de semana en el que en función de los marcadores que arrojen otros emparejamientos, el cuadro jabato puede impulsarse en la tabla o bien adentrarse de lleno en la zona roja. Así lo cree el lateral Juan María Alcedo, quien se encargó ayer de poner voz al sentir de la plantilla tras volver el equipo a los entrenamientos. «A estas alturas de Liga ya toca ganar», aseguró a primera hora de este miércoles en sala de prensa.

El futbolista del Mirandés subrayó que «hay que tirar hacia arriba y sacar puntos de donde sea. Vamos a por los tres puntos de este próximo domingo porque los queremos y toca tenerlos. El otro día hicimos un buen punto en Oviedo, el equipo lo consiguió, lo trabajó y al final, tuvimos la recompensa que buscábamos».

Lo cierto es que en el estadio Carlos Tartiere se pudo ver dos caras completamente diferentes del conjunto mirandesista. La que perdura en la memoria es la que exhibió en la segunda mitad, que es cuando certificó el empate en los mejores minutos disputados por el plantel rojillo en las últimas semanas, lo que se traduce en un rayo de esperanza para afrontar todo lo que queda por venir. En total, siete jornadas. ¿Qué mensaje les dio el entrenador en el descanso para ver ese 'otro' Mirandés, qué cambió?

«Nada fuera de lo normal, se ajustaron bastantes cosas tácticas. Al principio, estábamos más defensivos, juntitos, jugando a la contra y después, en el descanso hicimos un par de arreglos tácticos. El equipo fue a morder y a por el partido», sostiene el futbolista que dio la asistencia para que empatase Gabri y que en el choque anterior anotó el único tanto que hizo el cuadro jabato frente al Sporting.

Aportar al equipo lo máximo

¿Está en su mejor momento de la temporada? «Es que el fútbol son momentos; me ha tocado dar ahora el gol y la asistencia, pero espero seguir aportando mucho más al equipo. Se trata de aprovechar todo lo que pueda este momento y a trabajar».

Estima que el duelo del domingo contra el Burgos «va a ser bastante competido. No creo que baje el nivel de exigencia del partido del otro día, tenemos que estar todos juntos, no queda otra cosa para sacarlo entre todos».

Considera que «no hay ansiedad» al ser un vestuario muy joven y verse en la situación actual, en la frontera que delimita el pozo y la permanencia. «Hay mucha gente en este equipo que aunque no lo creamos tiene experiencia. Somos jóvenes, pero estamos unidos, tranquilos, no tenemos ninguna pizca de duda de que lo vamos a sacar. Que los rivales ganen sus partidos no depende de nosotros, dependemos de nosotros mismos y tenemos mucha confianza».

El encuentro que acogió El Plantío en la primera vuelta terminó con empate sin goles. Fue un choque el jugado en el mes de diciembre cerrado, en el que apenas se contabilizaron oportunidades, en lo que fue el denominador común para los dos equipos. Prevaleció no encajar, 'guardar la ropa', en lugar de ir de forma decidida a por el gol. Acerca de si espera un encuentro este domingo similar o muy diferente, el jugador cedido por el Albacete mantiene que «va a ser uno bastante competido, no esperamos un partido u otro, sino competir y mirarlos a la cara, de tú a tú. No esperamos nada especial», concluyó.

Dentro de tres días se verán las caras, en cualquier caso, dos equipos con trayectorias y dinámicas opuestas. Uno, el local, no quiere retroceder más porque sería condenarse y vivir con la soga en el cuello lo que queda de curso y los visitantes apuestan por colarse en el 'play off' de ascenso al tenerlo a tiro en cuanto a puntuación. Ambos llegan de lograr resultados positivos. Los rojillos empataron en el minuto 86 en la capital asturiana y los blanquinegros vencieron al Racing en el 99 merced a una pena máxima (2-1).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios