Jiménez: «Sabemos cómo atacar al Izarra»

Melli, en un ejercicio en el campo del polideportivo, podría jugar mañana de pivote./Avelino Gómez
Melli, en un ejercicio en el campo del polideportivo, podría jugar mañana de pivote. / Avelino Gómez

El técnico rojillo advierte que «no es un problema» la escasez actual de delanteros y ensalza la «fabulosa predisposición de los jugadores»

ÁNGEL GARRAZA

La temporada oficial arranca mañana ante el Izarra en Merkatondoa. Un terreno de juego peculiar por la hierba artificial, donde el bote es más irregular que en otros campos de similar superficie y las dimensiones, más pequeñas. «Vamos a intentar que este factor sea lo menos decisivo posible, pero lo vamos a afrontar y tenemos que competir, para eso entrenamos en el polideportivo. No es el escenario perfecto pero hay que jugar allí», sostiene Borja Jiménez.

«Han sido seis semanas de trabajo y el jugador lo que quiere es empezar a competir. Hay muchísimas ganas de comenzar y eso se ha notado estos días en el ritmo de los entrenos; en ese aspecto, llegamos muy tranquilos porque hemos hecho la mejor semana de entrenamientos desde que estamos aquí. La predisposición de los jugadores a asimilar los conceptos de lo que puede ser el partido ha sido fabulosa. Nos pica el gusanillo», revela el entrenador.

El equipo, tras la lesión de 'Pito' Camacho y el 'Caso Cervero' se encuentra, ahora, sin los dos delanteros de la pasada temporada. Ha llegado esta semana Matheus Aias como único punta específico, pero ayer no se sabía aún si podrá ser de la partida al no haber llegado el transfer. Todas estas circunstancias, ¿le generan un problema o tiene ya la solución?

«No se trata de un problema, hemos trabajado toda la semana siendo conscientes de cómo queríamos atacar al Izarra, de qué manera hacerlo, en qué fase y qué jugadores son los más convenientes para lograrlo. Estamos encantados de lo que hemos trabajado y vamos a intentar que no se sientan muy cómodos cuando ataquemos».

El técnico rojillo asegura que «en mi cabeza está el once inicial. La manera de trabajar que tengo es, además de ver cómo se emplean, adaptar mucho lo que queremos al plan de partido. Queda un entrenamiento (el de esta mañana), está claro que puede haber modificaciones, pero cada semana parto con una idea de lo que queremos».

Respecto a las alineaciones, confiesa que «suelo cambiarlas siempre de uno a otro encuentro» y acerca de los nuevos que han llegado subraya que «recalan en perfectas condiciones porque realizaban pretemporadas con sus equipos y no hay ningún problema».

Las bajas son Prieto, que ya se encuentra en la recta final de su recuperación, la ya conocida de 'Pito' Camacho, la más que probable de Cervero porque no ha entrenado con el grupo esta semana y se añade la duda de Matheus Aias, a la espera en el club de que llegue el transfer que tiene que enviar el Watford inglés.

A estas ausencias y dudas, hay que añadir la baja de Rúper. En el último partido de la campaña anterior que el Mirandés jugó en Anduva frente al Extremadura vio una tarjeta amarilla, la tercera del 'play off', lo que acarrea un encuentro de suspensión; sanción que debe cumplir en el siguiente compromiso oficial, aunque sea de la nueva temporada. Así que no puede jugar mañana.

Prieto, lesión y sanción

En la misma situación se encuentra David Prieto (se ejercita, de momento, en solitario), pero en su caso el hecho de estar lesionado le hace cumplir el castigo en la enfermería. No iba a jugar debido a la lesión que arrastra este verano. Son los dos miembros de la plantilla que están sancionados por cuestiones federativas tras el último duelo de la temporada anterior.

Quién ocupará el puesto que deja libre Rúper es una de las incógnitas. Estos días han venido jugadores que se pueden desenvolver de mediocentros, si bien dado el escaso número de entrenamientos desarrollados aún con el equipo puede que no estén para jugar 90 minutos o para partir como titulares, a pesar de que se han ejercitado con sus equipos de origen.

El preparador mirandesista, como es habitual en pretemporada, realizó pruebas y una de ellas fue colocar a Melli de '6', en lugar de en el eje de la zaga, su hábitat natural. Quizás a modo de ensayo para comprobar las evoluciones del de Barbate en esa demarcación. Aunque Jiménez esconde sus cartas para mañana, no sería de extrañar que jugase en esa posición.

La peculiaridad del campo, las dimensiones y lo que va a pedir el rival también invitan a pensar en esa posibilidad a tenor de las características de Melli.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos