Jiménez: «Dominar, la solidez y ser más efectivos arriba son las claves para pasar»

Borja Jiménez realiza indicaciones desde la banda del Cerro del Espino durante el duelo de ida. /Roberto Padilla
Borja Jiménez realiza indicaciones desde la banda del Cerro del Espino durante el duelo de ida. / Roberto Padilla

El técnico apela a mantener la solvencia defensiva que exhibió el Mirandés en Madrid y a ser agresivos y más profundos para eliminar al Atlético B

ÁNGEL GARRAZA

Satisfecho por el trabajo previo realizado durante todos estos días para afrontar la primera eliminatoria de 'play off', que mañana vivirá su desenlace. Así se muestra el entrenador del Mirandés, Borja Jiménez, en la antesala del duelo contra el Atlético de Madrid B. «Estamos muy contentos de cómo hemos afrontado la semana a nivel de concentración y de intensidad; han sido muy buenas tanto ésta como la anterior», señala instantes antes de dar las que serán, a su juicio, las claves para superar al filial colchonero. «Creo que habrá que intentar ser muy dominadores, ser sólidos a nivel defensivo y tener ese cambio de ritmo en los últimos metros, que sepamos hacerlo y que quizás es lo que nos faltó en Madrid».

Si los rojillos cumplen las tres –lo que entraña su dificultad–, a buen seguro que saldrán airosos frente a una escuadra rojiblanca muy joven pero de calidad y se plantarán en las semifinales por el ascenso a Segunda División.

Todo hace indicar que el duelo de este domingo transcurrirá por unos derroteros similares a los del primer compromiso, con dos estilos muy diferenciados: el Mirandés de posesión y el del Atlético B, que persigue siempre hacer valer su velocidad en transiciones y contragolpes.

El técnico mirandesista subraya que «los dos estilos de juego están muy definidos, así que la tendencia del partido puede ser la misma. Nosotros vamos a querer dominar y ellos, correr. A estas alturas no vamos a cambiar los dos equipos lo que hemos sido durante todo el año».

Eso sí, considera fundamental tener una mayor profundidad en los últimos metros. «Ojalá seamos capaces de tener más ritmo en la última fase de juego y más posibilidades a nivel ofensivo en cuanto a movilidad y que seamos más efectivos en los últimos metros porque creo que eso va a ser lo diferencial».

Puntualiza, a este respecto, que «hay que ser valientes. Con esto, no digo que el otro día no quisiéramos arriesgar, es que había un plan de partido muy claro. El del domingo también está claro y al final, es llevarlo a cabo en función del perfil de jugadores que tengamos y que queramos utilizar».

Recuerda que «nos hace falta la victoria porque cualquier empate con goles les beneficia a ellos y a cero nos mandaría a una prórroga o a unos penaltis que no queremos, de tal manera que vamos a ir a ganar el partido desde el primer momento». Para conseguirlo, entiende que es primordial «tener esa agresividad que Anduva nos da, así como mantener el predominio de acciones ofensivas y la multitud de llegadas al área que hemos tenido siempre en casa y que el domingo creo que será igual».

Cuando habla de valentía, matiza que nunca debe ser sinónimo de precipitación. Confundirlo durante todo el encuentro sería condenarse. «Hay que ganar el partido, sabiendo que ellos van a tener 90 minutos para hacer un gol, lo que nos obligaría a hacer dos. Así que hay que ser agresivos y valientes, pero también

debemos tener controlado todo lo que nos pueda hacer mucho daño por parte de ellos».

No implica perder el norte y correr muchos más riesgos de los necesarios cuando arranque la contienda. «Las oportunidades que tengamos, hay que meterlas. Igual hablamos de ser valientes, ponemos tres delanteros y en el minuto 15 vamos 0-2: de qué nos ha servido la valentía. Lo que hay que hacer es tener un plan de partido claro y tener muy seguro que queremos ganarlo y que vamos a ir a por él. Ese es el único procedimiento que nos puede llevar al éxito».

Esa valentía a la que se refiere tampoco dependerá de la alineación de uno u otro efectivo. Así lo subraya al responder a la pregunta acerca de si jugadores como Álvaro Rey van a disponer de los minutos que no tuvo en el Cerro del Espino. «No dependerá de un jugador u otro. No cambiaría nada de lo que hicimos el domingo por el nivel que mostró el equipo durante los 90 minutos ante un rival que es de los máximos goleadores de la categoría. Minimizamos mucho al Atlético. Sí que nos faltó un poco de llegada, pero no es cuestión de individualidades sino del colectivo».

Más veteranía en defensa

El preparador abulense, la semana pasada, restó trascendencia al hecho de la juventud o veteranía de los contendientes. Ahora, en el encuentro decisivo, en Anduva y con 0-0, ¿puede ayudar a inclinar la balanza hacia un lado? Jiménez responde que «el otro día, nuestros jugadores del medio del campo hacia delante tenían como máximo 24, 25 años. Éramos muy jóvenes en todo lo que iba arriba. Es verdad que nuestra línea de atrás sí tiene más experiencia, ya no solo en partidos de Segunda B sino en situaciones parecidas a las que se pueden dar el domingo, por lo que creo que hay que jugar con todos los factores que pueden estar a nuestro favor. Y si esa veteranía puede ser efectiva, podremos utilizarla, claro que sí».

A nadie se le pasa por la cabeza caer eliminado mañana pero si, por desgracia, así fuera, ¿sería una mala temporada? «Intuyo que sería una mala temporada, sobre todo si se define así en caliente», mantiene el míster rojillo.

Aporta más argumentos sobre esta cuestión: «Cuando un equipo tiene la intención de ascender y no lo consigue, va a ser un fracaso y una mala temporada, pero pasa a cualquier nivel. Quizá con el tiempo analicemos lo que se ha hecho durante todo el año, el cambio de estilo, la Copa Federación y disponer en la plantilla de gente muy joven, lo que se traduce en que puede ser un equipo para más de un año por el perfil de jugadores que hay, aunque muchos de ellos son cedidos. Creo que lo que hemos hecho durante el año es positivo, con independencia de lo que hagamos el domingo, si bien en mi mente no pasa caer eliminados».

Kijera es seria duda al ejercitarse toda la semana al margen

Llega justo, si es que está finalmente disponible, después de las molestias musculares que sufrió en el choque de ida. «No quisimos arriesgar más de la cuenta y por eso salió del campo», comenta el técnico. «Pero es cierto que ahora, llegan finales y no sabemos cuándo puede ser el último partido , así que todos tenemos que intentar estar en las condiciones posibles. No voy a dar ninguna pista y esperaremos hasta el último día». Es evidente que si fuera un partido más de la temporada el lateral causaría baja porque no se ha podido ejercitar con el grupo en toda la semana al seguir un plan específico para posibilitar su recuperación, centrado en sesiones de fisioterapia, dentro y fuera de las instalaciones de Anduva. La trascendencia del envite deja la puerta abierta para que el capitán rojillo pueda entrar, al menos, en la lista de los 18 elegidos. Y es que «no solo en lo futbolístico sino en lo anímico es un jugador trascendental en el vestuario, de ahí que el domingo seguro que está con nosotros, no sé si jugando 90 minutos, 30 o nada, pero el espíritu de Gorka va a estar ahí, que es importante». Es la única duda, al margen de otras de orden táctico (si Guridi juega ya más minutos o Rey entra desde el inicio...).