Jiménez admite que la recuperación del plantel es lo que más le preocupa para el domingo

Borja Jiménez quiere disminuir la carga de trabajo durante los entrenamientos. /A. G.
Borja Jiménez quiere disminuir la carga de trabajo durante los entrenamientos. / A. G.

El entrenador del Mirandés confiesa que «sin buscar excusas, es un mes complicado con 5 partidos en 14 días»

ÁNGEL GARRAZA

El conjunto rojillo se presentará al encuentro de mañana ante la Gimnástica de Torrelavega después de cosechar tres empates consecutivos en liga. En algunos partidos ha merecido más (Bilbao Athletic) y en los otros dos se ha mostrado más espeso (ambos a domicilio, frente a Real Unión y Tudelano). ¿El motivo? Son varios los factores que pueden influir pero hay uno que no se oculta. Y es que el Mirandés afronta un mayor número de encuentros que sus adversarios al estar inmerso en la Copa Federación, torneo que está muy cerca de ganar. De tal manera que resulta evidente que la recuperación es lo que más preocupa a estas alturas en el cuerpo técnico.

«No se trata de ser muy repetitivo ni de poner excusas, pero ahora el equipo está en un periodo específico con cinco partidos en catorce días para una plantilla corta, que cuenta con las lesiones de Odei, Ernest y Pito. Estamos acumulando mucha carga y por tal motivo, intentamos hacer poco durante la semana; recuperar, que el jugador se sienta bien y las semanas que son así competir y recuperar e intentar llegar en las mejores condiciones a los domingos».

Es Borja Jiménez quien reconoce que puede ser uno de los factores que ha originado la acumulación de igualadas en los últimos compromisos ligueros. «Puede ser, al final todo influye. Para el domingo cualquier factor que ocurra durante la semana puede repercutir». No obstante, insiste en que «no vamos a buscar excusas ni otras argumentaciones sino poner soluciones a todo lo que no nos gusta».

Sea como fuere, se trata de un «tramo complicado el que teníamos este mes de marzo. Pero, a pesar de ello, estamos contentos por cómo está respondiendo el equipo cada tres días sabiendo que habrá partidos en los que estemos más y, en otros, menos acertados», reconoce al hacer referencia de forma implícita a choques de fin de semana en los que el equipo no ha ofrecido su mejor versión.

«Es evidente que el miércoles vimos un muy buen Mirandés ante un posible rival de 'play off', con el que queríamos medirnos para valorar. Jugaron Guille, que está participando menos, Jon (Irazabal), Rodri, Galder, Claudio... jugadores que tienen menos minutaje con nosotros en el día a día y lo hicieron muy bien, a un nivel muy alto todos. Eso es lo que al final nos sirve para que cada semana el once sea más difícil y la gente en su casa los jueves haga una alineación y los lunes otra».

Puntualiza que «el día del Bilbao Athletic estuvimos a muy buen nivel. El otro domingo en Tudela sí que es cierto que el equipo estuvo más incómodo en el campo, pero es que esto es Segunda B y está todo muy igualado». Los rivales de abajo –continúa– «lo que quieren es ganar a toda costa y mantener la categoría y es en estos partidos cuando se lo juegan».

El míster abulense mantiene que «muchas veces nos creemos que es otra categoría y que estamos por encima del bien y del mal. Está mucho más igualado de lo que nos pensamos. Cuando uno de los dos equipos no tiene su mejor día, las fuerzas se igualan. El Tudelano, el otro día, estuvo a un gran nivel y sí que nos costó».