Los balones aéreos fueron para los jugadores del Leganés. / avelino gómez

La inmadurez condena a un irregular Mirandés

Exhibe una vez más su doble cara tras un mal inicio, reaccionar después y sufrir numerosas pérdidas y a balón parado

Ángel Garraza
ÁNGEL GARRAZA

No hay manera. No hay continuidad en este Mirandés. Ni durante los partidos ni en los resultados. Lo que se venía atisbando en las seis primeras jornadas del campeonato quedó ayer confirmado en su máxima expresión porque el conjunto rojillo es capaz de lo mejor y de jugar de una forma muy dinámica y atractiva como de lo peor. Ayer, esto últi