Íñigo Vicente es el jugador de Segunda con más acierto en los pases hacia delante

Á. G.

Es un jugador diferencial, del que siempre se espera algo cuando coge el balón en campo contrario, como así se pudo comprobar en la asistencia que significó el gol de Carreira en El Toralín. Un problema de pubis le ha impedido permanecer sobre el césped durante más tiempo, estuvo unas jornadas sin ser titular y, por regla general, no acaba los partidos –por cuestión de orden físico o por decisión técnica– pero, a pesar de todo ello, es el jugador de campo de Segunda División con más acierto en los pases progresivos, con más de un 89% de precisión en este apartado.

El de Derio es, por lo tanto, el futbolista de la categoría de plata que mejor hace progresar el juego de su equipo (lleva, además, tres asistencias de gol), tal y como revelan las estadísticas oficiales.

El único que supera este registro, al llegar al 90%, es un portero: Roberto Santamaría, del Amorebieta. Si bien, ningún jugador de campo de Segunda alcanza el nivel del mediapunta mirandesista en esta faceta del juego en la que destaca.

Ocupa, asimismo, el segundo puesto, junto a su compañero Meseguer, en precisión en los pases en profundidad, con un 44,4%. Únicamente Dani Ojeda, futbolista de la Ponferradina, mejora este porcentaje al presentar el 55,5%.

El efectivo cedido por el Athletic se sitúa entre los mejores rematadores de la Liga, junto a Camello, con un 52% de acierto en sus tiros. A pesar de no ser un delantero específico. Y figura en la parte alta de la estadística que incluye a los jugadores que mejor se desmarcan.

Sin embargo, solo ha completado tres encuentros de los 19 que ya se han disputado.