El director deportivo, Chema Aragón, consuela al defensa tras ser expulsado y caer frente al Rayo. / avelino gómez

Iago López toma la Copa como refuerzo moral para la Liga

El defensa rojillo destaca las buenas sensaciones que dejó, pese a la derrota, el partido ante el Rayo, principalmente la segunda mitad

Á. G.

El equipo acabó dolido, como es lógico tras perder un partido y caer en la eliminatoria de un torneo siempre atractivo como es la Copa, pero a la vez con la moral reforzada para afrontar todo lo que está por venir. «Confianza ha habido siempre», se encarga de apuntar cada vez que tiene oportunidad, y se le pregunta, el técnico mirandesista, Lolo Escobar, pero el buen papel que ha hecho el equipo, dadas todas las circunstancias adversas, en la presente edición del KO, y la buena hora final que plasmó ante el Zaragoza, insuflan al vestuario más energía positiva.

Así lo transmite Iago López. «Sí, perdimos pero creo que se jugó muy bien, nos fuimos todos con muy buenas sensaciones y eso, nos va a ayudar positivamente para el próximo partido de liga, que es a partir de ahora lo más importante».

El conjunto mirandesista, pese a la eliminación frente al Rayo Vallecano, se mantuvo firme hasta el final, hasta el minuto 97 del partido copero. Entre otras cuestiones porque se veía con posibilidades de igualar la contienda. «Había que intentarlo hasta el final, no pudo ser pero nos fuimos con la moral reforzada», señala el lateral.

Entiende que «faltó un poco más de suerte. En un centro aislado que hicieron en la segunda parte nos marcaron el gol, pero generamos bastantes ocasiones y peligro. Sin embargo, nos anularon un gol (en la retransmisión por televisión se comprobó que era fuera de juego) y nos faltó un pelín de suerte, que es lo que nos está faltando últimamente».

Él, como defensa en el puesto específico de lateral, es uno de los protagonistas en primera persona de la línea de cinco zagueros que ha colocado Escobar en los dos últimos encuentros. Es una solución que se aplica con carácter de urgencia, dadas las numerosas bajas y la falta de consistencia que existe en la medular, ya que las ausencias por el coronavirus han agravado todavía más ese rasgo que se demanda en el centro del campo. No obstante, considera que «el equipo se ha construido bastante bien y puede ser un sistema válido. Está dando resultado y es una opción que se puede dar, como hemos visto ahora a causa de las bajas que tenemos».

El gallego subraya que «sí que te puedes sentir más cómodo cuando vas hacia arriba porque tienes más gente por detrás, pero cualquiera de los dos sistemas es bueno: hay que adaptarse a todo y a lo que sea mejor para el equipo en cada momento».

Toca pensar ya en el Lugo y jugar en un estadio, el Anxo Carro, donde recientemente el Mirandés ganó por 1 a 2 en un choque de la presente edición copera. «Vamos a ir con mucha moral tras el partido de Copa y con toda la ilusión del mundo para ver si conseguimos un resultado positivo y encadenamos dos victorias consecutivas en la Liga».

¿Sirve de referencia ese encuentro disputado allí en el mes de diciembre o al ser otra competición no vale de mucho? Iago cree que «la Copa y la Liga son dos competiciones diferentes. Son muy bonitas ambas, aquí se han hecho grandes cosas en las dos, también en la Copa, pero ahora lo que tenemos que hacer es centrarnos en la Liga e ir a por el Lugo», concluyó.