Hugo Rama: «El 1-0 nos da la vida»

El futbolista rojillo solo permaneció 40 minutos sobre el césped en el encuentro ante el Recreativo. /A. G.
El futbolista rojillo solo permaneció 40 minutos sobre el césped en el encuentro ante el Recreativo. / A. G.

El centrocampista admite que «al principio, me llevé un susto grande con la lesión, pero no parece nada grave, así que voy a intentar llegar al partido de Huelva»

ÁNGEL GARRAZA

Fue, sin lugar a dudas, uno de los protagonistas del partido: consiguió el gol del Mirandés, 'marca de la casa', tantos a los que ya tiene acostumbrada a la hinchada rojilla, de bella factura y mediante lanzamientos lejanos pero con una impresionante precisión. Hugo Rama estaba siendo, además, importante en el desarrollo del juego que exhibía el equipo, mejor en la primera mitad que en la segunda. Después, tuvo que abandonar el terreno de juego al lesionarse en la rodilla, si bien lo que destaca por encima de todo es el triunfo obtenido ante el Recreativo.

«Lo más importante es no encajar por el valor doble de los goles en campo contrario y , además, marcamos muy temprano, creo que hubo unos minutos en la primera parte que jugamos bien, nos metimos atrás en la segunda porque ellos se soltaron algo más pero también debido a que es un partido de 'play off' y ya sabemos que fácil no es y que está todo muy equilibrado. La verdad es que el 1-0 nos da la vida», aseguró.

Una diana que fue obra suya. Reconoce que dio al balón con todo. El centrocampista la pegó con el alma. «Me la dejó Guridi cerca de la frontal y pensé: ' esta la meto' y lo cierto es que di a la pelota con todo».

El de Santiago de Compostela es un auténtico especialista en lanzamientos de larga distancia. Este pasado domingo, en un momento trascendental como es una semifinal por el ascenso, lo volvió a demostrar. «Quitando el gol de Gernika, creo que sí, que todos son bonitos. Pienso que el míster también quiere que meta de otra forma, de cabeza, en el área pequeña, pero supongo que estará contento si lo logramos así también».

Y es que estuvo cerca de conseguir o propiciar un segundo gol a través de otro lanzamiento lejano que el cancerbero Marc Martínez no pudo atajar. Yanis, por muy poco, no llegó al rechace con el que sí se hizo el meta. Al margen de la victoria conseguida en el choque de ida de la segunda ronda de la fase de ascenso, es de obligado cumplimiento preguntar al centrocampista por su estado físico después de que tuviera que abandonar el rectángulo de juego en el minuto 41 tras quedar por segunda vez tendido sobre el césped. Aunque en un primer momento, todo parecía indicar que se trataba de una lesión de cierta importancia (se temía algún problema de menisco, ligamento cruzado...), los primeros análisis revelan que no es tan grave como en un principio se temió.

«Me llevé un susto grande, estaba un poco 'cagao' la verdad porque se me fue algo la rodilla al marcar el gol, pero después ya me han dicho que no parece nada importante. A ver cómo va la semana, cómo evoluciona todo para intentar llegar al partido de Huelva», señala el futbolista gallego con la rodilla dañada con un apósito.

Rama aclara, en este sentido, que el origen de este contratiempo estuvo «en el momento del lanzamiento» que acabó en el único gol de la matinal del domingo en Anduva. «Deje la pierna un poco más adelantada de lo debido y se me quedó estirada. Ahí fue». Después, en la celebración también dio la sensación de que sintió alguna molestia.

Quiere llegar al choque del fin de semana. No lo descarta a día de hoy, y eso siempre es positivo. Todo dependerá de cómo evolucione la rodilla lastimada estos días. En cualquier caso, además de este aspecto que le afecta a título particular, se queda con que la moral y el ánimo del equipo sigue en aumento.

« La confianza está intacta, no tenemos miedo a nadie, ya lo hemos demostrado, así que vamos hacia delante. Ya va quedando menos», recuerda cuando el equipo enfila ya la semana que desembocará en el duelo que se disputará en Huelva. Los escenarios como el Nuevo Colombino son los que siempre motivan a un jugador. Borja Jiménez, en este sentido, subraya que los futbolistas se crecen porque al fin y al cabo es lo bonito de este deporte de masas, un argumento que hacen suyo los miembros de la plantilla.

«La verdad es que tengo muchas ganas de ir allí y jugar. Nunca estuve en este campo y siempre gusta ir a sitios así pero, sobre todo, queremos ir a ganar y que en el campo del Huelva se haga el silencio». Es el objetivo que ya tienen en mente todos los integrantes del plantel mirandesista. Y es que las victorias así saben hasta mejor, tal y como asiente el último goleador del Mirandés y el jugador que se llevó los mayores elogios del rival en el encuentro de hace dos días.

Su sustituto ante los blanquiazules fue Romero, que pasó a formar parte del centro del campo junto a Álvaro Bravo y Guridi. El guipuzcoano entró en el once inicial por primera vez después de su lesión, un hecho que le impidió disponer de más tiempo en el campo en el primer cruce ante el Atlético de Madrid B.

Ya recuperado, jugó todo el partido de ida de la semifinal. Es otro efectivo importante que sumar ante todo lo que falta por llegar este mes. El Mirandés quiere que sean tres semanas más de competición. En ello está.