Jon Guridi firmó dos sobresalientes campañas en el Mirandés y ahora está a punto de recalar en el Alavés. / Avelino Gómez

La historia de cada verano

Exrojillos refuerzan a los rivales: Matheus, al Racing, donde puede ir Vicente; Arroyo, y Guridi está muy cerca, al Alavés

ÁNGEL GARRAZA

Hasta la fecha, a un día de que los siete jugadores del Mirandés que integran la actual plantilla, junto a Gelabert y Simón Moreno, quienes ya entrenan en solitario, se reúnan por primera vez ante la nueva temporada para pasar los controles médicos, quienes acaparan las novedades son los jugadores que han defendido en fechas muy recientes la camiseta del Mirandés y que desde ahora refuerzan a los rivales. No se quedan en el club rojillo y recalan en otros destinos. Lo habitual cada verano, vaya, pero es un hecho que cada vez se da con una mayor profusión. Este año, más que nunca.

Lo que conlleva una doble lectura: por un lado, que equipos de la misma categoría se fijen en futbolistas que han competido por el escudo del club mirandesista habla bien del trabajo que se hace en la dirección deportiva a la hora, primero, de captar jugadores. Se han visto elementos jóvenes, de mucha calidad y proyección, lo que se ha traducido, en muchas ocasiones, en la puesta en práctica de un fútbol vistoso y fresco, todo ello para satisfacción de la hinchada jabata.

Los jugadores (muchos), en este sentido, han crecido futbolísticamente y tras su paso por el equipo de Anduva han salido muy reforzados. Ejemplos hay suficientes todos estos años, también en la campaña que acabó el pasado mes de mayo: Riquelme, Camello, Anderson Arroyo, Brugué, Carreira... El Mirandés les ha dado la oportunidad, ha trabajado de forma notable con ellos y los protagonistas lo han aprovechado.

Pero, por otra parte, la afición observa con resignación cómo un año sí y otro también no se puede aspirar a contar con, al menos, alguno de estos efectivos que se mantienen en la categoría y que todavía no pueden dar el salto a Primera, quienes, en este caso, quedarían excluidos de repetir (a los dos jugadores del Atlético se los rifan en la elite).

Camino de la novena temporada en el fútbol profesional, el club ya no es un novato a pesar de la modestia, si bien no puede competir para quedarse con algún efectivo. Salvo casos muy puntuales o aislados –cuando repitieron cesión Guridi o Matheus e Íñigo Vicente, éste no en temporadas consecutivas–, la fuga de miembros de la última plantilla es amplia y constante.

La escasez de futbolistas en propiedad continúa (solo siete), lo que obliga a tirar de prestados cuando el club está a punto de iniciar el trabajo previo a su cuarta presencia en LaLiga, la novena en poco más de diez años. Unos jugadores que serán a partir del próximo mes de agosto rivales tras defender hace bien poco la camiseta rojilla.

A saber: el Racing de Santander, un recién ascendido, aunque representante de toda una comunidad autónoma, acaba de formalizar su vinculación con el brasileño Matheus por tres temporadas, hasta el año 2025. El punta jugó dos años futbolísticos en el conjunto de Anduva.

Los cántabros, asimismo, pujan fuerte por hacerse con Íñigo Vicente. No cuenta para Ernesto Valverde en el Athletic y el club verdiblanco apuesta por el de Derio. Podría salir en propiedad. Tampoco se descarta que llegue Cristo González.

El Alavés, otro recién llegado aunque en su caso después de descender de Primera, confirmó ayer que obtiene la cesión por parte del Liverpool de Arroyo, el defensa más destacado el último curso en el Mirandés.

El vecino club vasco, además, está muy cerca de conseguir la incorporación de Guridi, otro exrojillo que dejó muy buen sabor de boca en Miranda tras un ascenso y posterior permanencia. Algunas informaciones revelan que los babazorros podrían hacerle un contrato por cuatro temporadas. Una duración impensable en la entidad de Francisco Cantera.

No son los únicos ejemplos. Lizoain acaba de comprometerse con el ascendido Andorra por dos; Jorge Sáenz llega al Leganés tras firmar un buen final de año en Anduva, Berrocal va camino del Eibar, donde ya está Javi Muñoz.