Hassan ha completado 48 regates con éxito, los mismos que Iñigo Vicente y 20 más que Riquelme. / Avelino Gómez

Haissem Hassan completa un regate con éxito cada 10 minutos en el campo

El habilidoso extremo parisino, de lo poco destacable en Zorrilla, se erige como una buena opción para que el equipo genere desequilibrio por fuera

TONI CABALLERO

Dos semanas atrás, el universo mirandesista enfocaba sus halagos hacia la figura de Brugui, el 'desatascador' oficial del equipo, después de que anotase el agónico gol de la igualada a 1 en Zaragoza con solamente 8 minutos de juego sobre el campo. Ahora, después de la dolorosa derrota encajada en tierras pucelanas, la afición encuentra en Haissem Hassan uno de los pocos brotes verdes que el equipo ofreció ante el Real Valladolid.

El extremo francés de 19 años saltó al césped del José Zorrilla, en el minuto 67, en detrimento del malogrado Simón Moreno, al que hoy realizarán las pruebas médicas pertinentes para descubrir el alcance de su lesión en la rodilla. En este contexto, con un Mirandés apático que se mostraba impotente ante un Valladolid centrado únicamente en cuidar su ventaja en el marcador, Hassan fue el único recurso rojillo que logró intimidar a los locales.

El parisino se deshizo en innumerables veces de su par en banda, el experimentado Nacho, generando profundidad para su equipo. Tanto es así que, ya en el minuto 85, una gran jugada de Hassan, que enganchó hacia su pierna derecha después de amagar con una salida hacia su perfil preferido, desembocando en la asistencia para el primer gol de la temporada del ariete venezolano, Alejandro Marqués.

El postremo tanto rojillo no tuvo consecuencias mayores en el reparto de puntos de un partido ya decidido, pero sí dejó la sensación de que, dentro de los partidos en los que el Mirandés se diluye en el último tercio de campo cayendo en una posesión demasiado lenta y previsible, el extremo francés se torna en un revulsivo tan importante como Brugui para el equipo.

Hassan ha participado en 12 de los 15 encuentros que ha disputado el cuadro rojillo hasta la fecha, en 5 partió como titular y ha disfrutado de 484 minutos sobre el campo. En todo este tiempo, alrededor de 40 minutos por choque, el jugador cedido por el Villarreal ha completado hasta 48 regates con éxito y ha repartido 3 asistencias. El extremo realiza un regate cada aproximadamente 10 minutos sobre el campo, lo cual sirve para testear la capacidad defensiva de la zaga rival y aporta un extra de electricidad mas que necesario para un cuadro que a veces se diluye en su propia creación.

Después de Hassan, el segundo jugador rojillo que más habilidades ha demostrado en el uno contra uno es Iñigo Vicente. El de Derio ha logrado exactamente el mismo numero de dribblings que el francés, pero partiendo desde banda izquierda y en prácticamente el doble de tiempo que el primero. Vicente acumula 967 minutos sobre el césped, por lo que ejecuta una finta cada 20 minutos. En tercer lugar se encuentra Riquelme, con 28 regates en 413 minutos.

La lesión de Simón Moreno podría habilitar un espacio para que Hassan se cuele en el once de Lolo Escobar, pero antes habrá de concentrarse con la selección francesa sub-20 para medirse frente a su homónima alemana este jueves en un amistoso.