Borrar
Jonathan Gómez fue retirado en camilla. Avelino Gómez
Gómez recibe el alta tras no sufrir lesión

Gómez recibe el alta tras no sufrir lesión

EL TAC al que se ha sometido el lateral rojillo no ha detectado ningún problema añadido, salvo el brutal golpe, mientras se está a la espera de las pruebas a Pablo Ramón

Ángel Garraza

Lunes, 22 de abril 2024, 13:02

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El lateral izquierdo del Mirandés, Jonathan Gómez, ha sido dado de alta esta mañana tras pasar la noche en observación en el Hospital Santiago Apóstol de Miranda. El futbolista sufrió una conmoción cerebral en el partido de ayer ante el Burgos durante los últimos minutos de juego. Realizadas las pertinentes pruebas médicas, en concreto un TAC (examen médico a través de imágenes) ya descansa en su domicilio.

La tomografía computerizada ha confirmado que tiene la zona limpia, sin lesión alguna, tras el impacto que sufrió con la rodilla del portero rojillo Ramón Juan después de recibir un ligero empujón de un delantero del cuadro burgalesista. Por fortuna, todo parece haberse quedado en un susto y el defensa se podrá incorporar a los entrenamientos. Lo hará, previsiblemente, este jueves, dado que tanto mañana como el miércoles la plantilla tendrá descanso una vez que se ha ejercitado hoy en una sesión de recuperación para los jugadores que más minutos disputaron el domingo con motivo del derbi provincial.

Al fijarse el próximo partido en lunes, el próximo día 29, en el que será el último choque de la jornada 37 ante el Racing de Ferrol en A Malata, la preparación variará para encarar este compromiso. Los futbolistas entrenará a partir del jueves hasta el domingo. El Mirandés, asimismo, ha querido agradecer a los servicios médicos del Burgos «su ayuda y rápida atención a nuestro jugador en Anduva».

Mientras tanto, se está pendiente de las pruebas médicas a las que será sometido Pablo Ramón en la rodilla derecha (la que tenía 'tocada' y cubierta la zona con un vendaje es la izquierda) para comprobar el alcance de su lesión. Se someterá a diferentes exámenes y en próximos días se concretará qué dolencia sufre, aunque las sensaciones no son buenas.

Hizo un mal gesto en una acción que se desarrollaba junto a la banda de General y tuvo que ser retirado en camilla. Aunque estuvo presente en la celebración final, lo que motivó los cánticos de ánimo transmitidos desde la hinchada jabata, lo cierto es que no tiene buena pinta.

De hecho, la victoria en el duelo de rivalidad quedó empañada y derivó en un sabor agridulce a causa de los dos percances que volvió a sufrir el Mirandés en forma de lesión. Ha sido una constante esta temporada respecto a dolencias que van más allá de los problemas musculares más o menos habituales a lo largo de un curso tan largo, que podrían ser achacables a diferentes circunstancias. Han sido contratiempos serios (roturas de ligamentos cruzados, del talón de Aquiles, fracturas de peroné, nasales...).

Son lesiones que han pasado factura a la plantilla, mermando la capacidad de crecimiento tanto del jugador como del equipo. Esta vez, todo apunta a que Pablo Ramón será baja las próximas semanas, si bien tal y como apuntó Alessio Lisci la noche del domingo, «vamos a esperar porque ya me ha ocurrido más veces que algo que parecía grave se queda en un susto y al revés».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios