Borrar
Jugaron en León y este pasado 1 de mayo, en Valladolid. RFEF
+ Que Goles del Mirandés: una experiencia única y repetible

+ Que Goles del Mirandés: una experiencia única y repetible

El equipo ha dejado claro su amor a los colores rojillos en el torneo de fútbol siete inclusivo disputado en Valladolid

Ángel Garraza

Jueves, 2 de mayo 2024, 20:54

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«No es una experiencia bonita, sino que es única, inolvidable y, afortunadamente, repetible», afirma de forma rotunda Imanol Peciña, uno de los entrenadores del equipo + Que Goles del Mirandés, que sirve para visibilizar que las personas con algún tipo de discapacidad intelectual pueden practicar su deporte favorito. Para muchos, el fútbol.

Este pasado miércoles se dieron cita en Valladolid con motivo de la segunda edición del torneo inclusivo de fútbol siete impulsado por la Federación de Castilla y León. Todos los conjuntos disputaron al menos dos encuentros de 25 minutos cada uno. Formaron parte de un colectivo de 350 jugadores pertenecientes a 14 equipos de Castilla y León: Zamora, Burgos, Numancia, Arces, Valladolid, UD Sur, Salamanca UDS y Ponferradina, en el Grupo A y en el B: Unionistas de Salamanca, Colegios Diocesanos, Atlético Candeleda, Olímpico de León, La Virgen del Camino y Mirandés. Los campeones fueron el Salamanca y el Olímpico de León.

CDM

Quedó demostrado que la diferencia nos hace iguales a todos. Lo de menos, como su propio nombre indica, es el resultado, pero los rojillos ganaron el primer partido por 7 a 1 al Candeleda y perdieron 2-0 con el representante de León, el que a la postre quedaría primero.

«No me gusta llamarla jornada de competición, sino lúdico-deportiva. El mes pasado jugamos en León y este 1 de mayo en Valladolid. Es una auténtica locura, solo con ver las caras de los chavales ya vale la pena, es increíble», apunta Peciña.

«Es una auténtica locura, solo con ver las caras de los chicos ya vale la pena»

Muchos de ellos son fieles seguidores del Mirandés. «El año pasado, el presidente en persona les dio los carnés del club y los chavales se mostraron muy orgullosos, como cuando dicen en la calle que juegan en el Mirandés. Este miércoles, en la ceremonia final, los chicos del Burgos empezaron a entonar cánticos suyos y éstos, respondieron con sus cánticos. Hubo hay un pique muy bonito, cordial», afirma entre risas.

«Saben comportarse, saben dónde están y lo aprovechan a las mil maravillas», aporta al hablar de los participantes, integrantes de Aspodemi y Valkiria, quienes componen el equipo formado por 25 personas.

Entrenan los viernes por la tarde en Ence para que los chicos «sigan disfrutando» y prevén organizar algún amistoso con equipos cercanos. Hay una chica, pero prefiere no jugar. «La pena es que somos 25 y solo hemos podido ir 15», señala el entrenador que integra un cuerpo técnico con Germán, María, Marta y David. El objetivo es que todo esto tenga más continuidad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios