Gelabert, en el centro, sigue el último duelo del Mirandés en Anduva desde la grada. / CDM

Gelabert se integra en el grupo y a Raúl Navas se le espera en los próximos días

El jugador rojillo que se recupera de la lesión de cruzado se ejercita con el resto y Simón Moreno realiza ejercicios individualizados

ÁNGEL GARRAZA

La primera plantilla del Mirandés continuó ayer con los entrenamientos en el campo 2 de los anexos, donde acomete la preparación del partido que le medirá el próximo domingo al Andorra en Anduva. En la entidad son conscientes, tras tres derrotas consecutivas y un empate en la jornada inicial, de que «la primera victoria del curso no se puede dilatar más. Hay que ganar al Andorra», sostienen en los mensajes lanzados a través de los medios oficiales del club.

Hubo tiempo de analizar los errores que condujeron a acumular el último fin de semana otro encuentro perdido. A partir de ahora toca intentar subsanarlos y prepararse a conciencia para lograr el primer triunfo no solo de la temporada sino desde que el equipo arrancó el trabajo en el mes de julio.

El conjunto entrenado por Joseba Etxeberria siguió un plan diferenciado de entrenamiento. Por un lado, los titulares el pasado sábado llevaron a cabo un trabajo específico siempre de menor carga, mientras que el resto del grupo tuvo una sesión más intensa con reducidos y ejercicios con balón.

Trabajó con 21 efectivos del primer equipo, incluido César Gelabert, ya integrado en el grupo desde hace unos días. En las prácticas que se desarrollaron en la ciudad deportiva del Villarreal también participó con los disponibles, aunque el palentino aún no está para jugar en competición oficial ni para formar parte de una convocatoria.

Se cumplen exactamente ocho meses desde que cayó lesionado en el partido de Copa ante el Rayo Vallecano al sufrir la rotura del ligamento cruzado y si no surgen imprevistos, todo apunta a que su reaparición, al menos su inclusión en la lista de citados, no se alargará demasiado. En cualquier caso, tras un largo periodo de inactividad aún hay que esperar porque es mucho el tiempo que lleva sin jugar y sin ejercitarse al ritmo que el resto de compañeros.

Es lo que hace, intentar acortar plazos, Simón Moreno. Actualmente, su labor se centra en realizar ejercicios individualizados para tratar de integrarse próximamente con sus compañeros. No hay fecha fijada después de que, en su caso, lleve diez meses con la misma dolencia que Gelabert. Si bien, el de Cartaya se lesionó en noviembre. A él sí que le ha dado problemas la rodilla porque la recuperación va con retraso.

Acerca de Raúl Navas (llevará el dorsal 16), el único efectivo que aún no se ha incorporado a la plantilla tras ser el último fichaje que se anunció la noche del jueves, desde el club se remarca que «está previsto que se incorpore próximamente». El equipo descansa hoy y completará cuatro sesiones más antes de la siguiente cita dominical.