«Ganar el sábado ha sido una liberación»

Yanis celebra el primer gol ante el Sanse, que llevó su firma./Avelino Gómez
Yanis celebra el primer gol ante el Sanse, que llevó su firma. / Avelino Gómez

Yanis recalca que «la derrota en Logroño no sentó bien y menos por un 3-0, así que teníamos ganas de volver a sumar los tres puntos, a nuestra manera, pero era sí o sí»

ÁNGEL GARRAZA

Yanis abrió la cuenta anotadora del equipo, una labor importante porque, además, el cronómetro solo estaba a punto de marcar el minuto 10. Al principio del encuentro, por lo tanto, lo que sirve para allanar el camino y más, dada las circunstancias que rodeaban al choque, tras una dolorosa derrota en Las Gaunas. Así que por todo ello y, principalmente, por el triunfo obtenido contra la Real Sociedad B por 2-1, la plantilla mirandesista se quitó un peso de encima.

«Ganar ha sido una liberación porque la derrota en Logroño no sentó bien mentalmente al equipo», reconoce el extremo rojillo. «Es verdad que seguíamos siendo segundos, pero perder por 3-0 a un futbolista nunca le gusta. Así que había muchas ganas de volver a ganar como fuese. Eso sí, jugando como nosotros sabemos, pero había que vencer sí o sí. Por eso, lo hemos celebrado en el vestuario. El míster nos ha dado la enhorabuena y ahora, a intentar seguir con los triunfos».

Borja Jiménez indicó tras el choque frente al Sanse que temía el runrún de Anduva y los silbidos después del duelo anterior disputado en tierras riojanas. El franco-argelino hace hincapié que, en lo que respecta a los futbolistas, era más por la necesidad de sumar los tres puntos que por temor a la respuesta que se pudiera dar desde la grada.

«No había temor al runrún de Anduva tras la última derrota. Lo que pasa es que jugamos contra un equipo al que le gusta tener mucho el balón también. Ellos, además, puede que estén más frescos mentalmente y nos jugábamos mucho más que la Real».

El jugador del Mirandés apunta que «hubo fases, sobre todo en la segunda parte, en las que movimos muy bien la pelota. Lo que ocurría es que había que ganar sí o sí y cuando tienes que vencer, siempre tienes un poco más de presión pero no por la respuesta que se podía trasladar desde la grada. Era más por la necesidad de sumar los tres puntos», aclara.

El equipo descansa hasta el miércoles por entender el cuerpo técnico que es lo más idóneo a día de hoy y a las puertas de afrontar el 'play off' de ascenso. Y es que todos consideran que el cansancio «es más mental que físico. Sobre todo después de venir de la derrota que cosechamos en Las Gaunas», puntualiza uno de los futbolistas ofensivos de la plantilla.

«Sí que es más mental porque físicamente estamos bien. Ha habido rotaciones, el sábado entró gente fresca al haber jugadores sancionados. Es más de cabeza y creemos que esta victoria nos va a venir muy bien para que el domingo hagamos un gran partido en casa seguro».

Yanis enfatiza que el triunfo ante los 'potrillos' supone una liberación para todo el colectivo que integra el vestuario rojillo. Y su gol, el que sirvió para inaugurar el marcador durante el duelo del sábado, también le reporta beneficios no solo al grupo sino a él, a título individual.

«A nivel personal, el tanto que marqué también ha supuesto una liberación individual, sí», admitió. Y es que fijo en el once de la temporada pasada y cuando arrancó la actual, en las últimas semanas no estaba siendo de la partida en las alineaciones. No se encontraba en su mejor momento, pero es un futbolista al que el Mirandés necesita para encarar la fase de ascenso. La mejor versión de Yanis debe aparecer en el tramo decisivo de la campaña por el bien del equipo y, por lo tanto, del suyo propio.

«Llevaba unas semanas sin jugar de titular y la verdad es que cuando juegas y marcas, al final es lo que te llevas. Y eso es lo importante. También he intentado ayudar al equipo en más facetas del juego pero sí ha supuesto una liberación de cara a las siguientes jornadas».

Acabó tocado

Fue reemplazado en la segunda parte después de exteriorizar que sufría molestias físicas muchos minutos antes. «Tengo dolor, un bocadillo (golpe en el muslo causado por la rodilla de un contrario) y en la segunda parte no lo he pasado bien. Cuando paras y vuelves a arrancar, cuesta mucho. Aguanté todo lo que pude, pero ganamos que es lo más importante», apostilla.