Jonathan Praena, presidente del club, y Florentino Pérez, del Real Madrid. / E. C.

El Fuenlabrada quiere hacerse grande

Crea un equipo en Miami y prevé otro en Emiratos Árabes y levantar en su ciudad un complejo deportivo con hotel y centro comercial

ÁNGEL GARRAZA

Es un club que ha llegado hace poco al fútbol profesional (dos años) y que intenta hacerse un hueco y lograr cierta estabilidad en Segunda División. Esa es, al menos, la percepción que se tiene del Fuenlabrada en el exterior, el rival mañana del Mirandés. Si bien, no se corresponde realmente con la que exteriorizan sus dirigentes porque allí tienen en mente convertir a la entidad azulona en un grande del fútbol y que sea el referente del sur de Madrid.

Sus ambiciones, por lo tanto, van mucho más allá que permanecer en la categoría de plata. Solo así se entiende que el propietario y presidente del club, Jonathan Praena, se marque el objetivo a medio plazo de jugar por entrar en competiciones europeas y para ello entienden que no deben depender solo de los ingresos televisivos ni circunscribirse únicamente a Madrid.

¿Qué han hecho? Fichar a un número importante de ejecutivos y crear una franquicia en Estados Unidos. Un equipo en Miami, con el que empezarán a competir en la quinta categoría del fútbol americano el próximo año, donde ya tienen presencia otros clubes europeos.

Pero no desean ceñirse solo a este mercado, sino que barajan introducirse en los de México o Emiratos Árabes Unidos para jugar en las ligas de esos países. Pretenden, con todo ello, ampliar la marca Fuenlabrada, sin obviar la captación de jugadores para el primer equipo, que ahora está en puesto de descenso a la Primera RFEF y que mañana recibe a los rojillos.

El fondo CVC que le corresponde es de 6 millones de euros, que utilizará para infraestructuras porque no los necesita para deudas o plantilla. La primera obra que prevén es levantar una residencia para un total de cien canteranos, que estará operativa a lo largo del año 2022.

Las ansias de crecimiento no se detienen aquí porque algo más a largo plazo plantean construir una ciudad deportiva del club en la localidad del sur de Madrid. Un macro complejo que abarcaría 400.000 metros cuadrados de terreno.

Acogerían hasta una docena de campos de fútbol de hierba natural y artificial, un nuevo estadio para el primer equipo, así como un centro comercial, un hotel y un espacio para que sus aficionados pasen allí el fin de semana previa programación de actividades.

Hace unos meses, el Ayuntamiento de Fuenlabrada se comprometió a ayudar con 6,5 millones de euros a modo de inyección para añadir 5.000 localidades al actual Fernando Torres.

No falta su apuesta por el fútbol femenino, con un equipo al que quieren ascender a La Liga Iberdrola en cinco años (ahora está en Regional) y por otras disciplinas deportivas. En definitiva, convertirse en un grande.