El conjunto azul descendió hace tres jornadas. / Carlos G. Roig

El Fuenlabrada se obliga a regresar a Segunda División

Acabará penúltimo su etapa por el fútbol profesional, solo por delante del colista Alcorcón, y con la idea de competir en Anduva

ÁNGEL GARRAZA

El rival mañana de los rojillos consumó de forma oficial el descenso a Primera RFEF ante la Real Sociedad B, contra el que perdió por 1-2 en la jornada 39. Sabe que con independencia del resultado que arroje su partido en Anduva acabará como penúltimo clasificado, solo por delante del colista Alcorcón, vecino que no le puede dar alcance al igual que el cuadro azul no tiene opción de escalar algún puesto más al contabilizar solo 33 puntos y los que se sitúan justo por delante, Sanse y Amorebieta, sumar 40. Quiere despedirse del fútbol profesional en Miranda de la manera más digna posible y con la intención de regresar la temporada que viene a Segunda División.

Ascendió por primera vez a la categoría de plata en el mes de junio del año 2019, al final del curso 2018/19. Compartió premio con un Mirandés que esa campaña regresó a la categoría de plata. Tres años después, los madrileños la dejan tras protagonizar una pésima temporada.

Pretenden, no obstante, competir mañana y será a partir de entonces cuando harán públicas sus intenciones de cara a un futuro que pasa por volver a LaLiga. «Nos queremos obligar a volver el año que viene a Segunda», asegura su presidente, Jonathan Praena. «Cuanto antes», remarca.

«Hemos vivido un cúmulo de problemas, entre lesionados, muchos, expulsados, fallos a la hora de componer el equipo... Mentalmente no supimos reconducir la situación. Reforzamos la plantilla en diciembre, pero no fue suficiente».

Nada ha trascendido públicamente sobre la configuración de la plantilla y del cuerpo técnico para competir en Primera RFEF. No está claro que su actual técnico, José Ramón Sandoval, vaya a ser su entrenador y descienda un peldaño acostumbrado a moverse hace años por el fútbol profesional.

Iribas tiene contrato

El futuro de Pedro León, Pol Valentín, Adrián González, Belman, Zozulia y Ontiveros, entre otros, está en el aire. Los dos últimos mantienen contrato en vigor, pero se antoja complicado que bajen a una Segunda B algo más reforzada que la que se ha conocido hasta la última campaña, pero fuera del ámbito puramente profesional. El exrojillo Iribas, por su parte, también tiene contrato en vigor. Otra temporada.