«Menos fluidos, pero seguimos arriba»

El extremo rojillo logró su primer tanto en competición oficial desde que está en el equipo de Miranda. /A. G.
El extremo rojillo logró su primer tanto en competición oficial desde que está en el equipo de Miranda. / A. G.

Álvaro Rey mantiene que lo importante «es no descolgarte» y admite que el colista Gernika fue el equipo que «más ocasiones nos ha generado en nuestro campo»

ÁNGEL GARRAZA

«No fue uno de nuestros mejores partidos en casa», reconoció el goleador ante el Gernika, Álvaro Rey. No obstante, acto seguido dejó claro que lo fundamental había sido que «el equipo pudo sumar los tres puntos para seguir arriba, en la zona privilegiada de la clasificación».

El conjunto de la villa foral –continuó– «hizo un encuentro bastante serio por la situación en la que se encuentran. Lo hicieron bien, nos pusieron las cosas difíciles, trabajaron mucho y nosotros quizás no tuvimos la fluidez de otros partidos. Pero lo importante es que sumamos los tres puntos porque en esta categoría lo importante es ganar».

El extremo admite que «es muy complicado hacerlo con independencia del equipo al que te enfrentes; estoy contento tanto por la victoria como por haber conseguido mi primer gol».

El sevillano, eso sí, reconoce que «ellos han sido los que más ocasiones nos han generado en casa, hicieron un buen encuentro y eso hay que reconocerlo. Nosotros estuvimos serios en partes del encuentro, también tuvimos nuestras oportunidades y al final, por suerte, la metimos».

El Mirandés llegaba a Anduva tras caer por 1-0 en Leioa y después de protagonizar, principalmente en la segunda mitad, un mal partido, como corroboró después el entrenador del conjunto rojillo, Borja Jiménez. A pesar de ello, Rey considera que «no nos ha pasado factura el partido anterior, cuando cosechamos una derrota. Cada encuentro es diferente».

Y subraya, en este sentido, que «nosotros en casa no hemos perdido todavía en liga; somos muy fiables y hemos jugado, creo, que muy buenos partidos. En Leioa perdimos, pero como se puede caer en cualquier duelo porque esta categoría es muy difícil. Al menos, somos fiables en casa y es algo que estamos manteniendo».

El triunfo, pírrico y sufrido, permitió al Mirandés no retroceder en la clasificación, lo que siempre es importante no solo por el hecho de sumar o no puntos, que es lo prioritario, sino por el factor psicológico, un hecho a tener muy en cuenta. «Siempre hay que procurar no ir hacia abajo, retroceder y no descolgarte de los de arriba», asegura.

Es consciente de que «sí que nos está costando en los últimos partidos más, no tenemos la fluidez que teníamos al principio de temporada. Pero es que esto es fútbol y no siempre vas a tener veinte ocasiones y meter tres o cuatro goles. El rival también te somete a otra situación de partido en el que tienes que cambiar el plan que tenías».

El jugador rojillo hace hincapié en que «creo que estamos haciendo muy buena temporada, estamos ahí por méritos propios. Aunque hay muchas cosas que mejorar, todos los jugadores están enchufados, están entrenando bien y se está viendo que cualquiera que juegue lo puede hacer igual de bien. Estamos en una zona privilegiada y tenemos que seguir así».

¿Cómo recuerda su primer gol con la elástica rojilla? Sostiene que «no tienes tiempo para pensar; fue con un poco de incertidumbre porque dio en el palo y después, entró. También necesitaba meter un golito ya y, sobre todo, si daba la victoria para el equipo».

A partir de mañana, tocará ya pensar en el Oviedo B, el adversario que aguarda este domingo en El Requexón, un compromiso que se disputará a partir de las 12 del mediodía. «Es una salida bastante difícil. Lo está haciendo genial, ellos tienen mucha hambre e ilusión por subir más arriba porque son jugadores jóvenes. Pero somos el Mirandés, un equipo complicado de superar y ellos pensarán, asimismo, que somos un conjunto jodido y que van a sufrir para meternos mano».

 

Fotos

Vídeos