El filial más veterano y menos filial

El Oviedo Vetusta perdió el único encuentro en su campo ante la UDLogroñés (0-1). /H. A.
El Oviedo Vetusta perdió el único encuentro en su campo ante la UDLogroñés (0-1). / H. A.

El Oviedo B cuenta en su plantilla con seis futbolistas de más de 23 años; Lolo tiene 27; Casi, 25 y otros 4 jugadores ya cumplieron los 24

ÁNGEL GARRAZA

Los equipos de cantera tienen un elevado protagonismo en el grupo segundo de Segunda B. Hay cinco actualmente, la cuarta parte de todos los que compiten y, sin ir más lejos, la temporada pasada coparon tres de los cuatro primeros puestos del campeonato, los que permiten jugar por el ascenso. Solo el Mirandés se coló en un 'play off' que disputaron Sporting B y los filiales de Athletic y Real. Este domingo, se medirá a otro, que es nuevo esta campaña en la categoría. Pero, de todos ellos, el Oviedo B es el que tiene menos de filial.

El segundo conjunto carbayón es el más veterano de los cinco porque tiene hasta media docena de futbolistas que ya han cumplido 24 o más años. Lolo, su máximo goleador con cinco dianas, tiene 27 y Casi, centrocampista, suma 25; otros cuatro miembros de la plantilla: Alarcón, Santi, Lobato (no jugará ante el Mirandés por estar sancionado con dos encuentros) y Ernesto ya han hecho 24.

Se sale, por lo tanto, de la 'norma' no escrita que sigue este tipo de escuadras porque en las plantillas de Bilbao Athletic, Real Sociedad B y Sporting B ninguno de sus jugadores supera los 23 años, la edad máxima establecida en estos clubes para que, a partir de entonces, den el salto al primer equipo, sean cedidos a otros o bien para que se busquen de forma definitiva otro destino porque en las entidades de origen ya no van a contar más con sus servicios.

Solo el Vitoria, rival con el que el Mirandés cerrará la Liga en 2018, el 21 o 22 del mes de diciembre en el campo de Ellakuri (Llodio), tiene un jugador que sobrepasa los 23 años: el delantero gernikés Koldo Obieta, que llega a los 25. El resto, ninguno.

El adversario que aguarda la visita del bloque de Borja Jiménez para jugar este domingo en El Requexón es la excepción. Y como es lógico, la mayoría de los veteranos del Oviedo Vetusta son indiscutibles y los que acumulan más minutos en las filas del próximo rival de los rojillos.

Así, Emmanuel González, más conocido por Lolo, es el que lo ha jugado todo hasta la fecha. Todos los minutos de los 14 partidos. Es el más veterano del grupo azulón con 27 años y el máximo goleador de este equipo. Se trata de un centrocampista de corte ofensivo que suma cinco dianas. Estará ante el Mirandés salvo imprevistos de última hora.

El lateral izquierdo Lobato no podrá por sanción, pero con 24 años ha jugado y sido titular en 13 de los 14 compromisos. Ernesto Gómez cumplió ya 24 y entró en el once inicial en los 14 choques. Casi tiene 25 y ha jugado en 12 duelos, mientras que Alarcón lo ha hecho en once.

Si se analizan las alineaciones de los filiales, la que aglutina más edad es la del Oviedo porque ronda de manera habitual los 23 y 24 años. La más joven suele ser la bilbaína, con un once que alcanza los 20,8 años de media; la Real B saca un bloque que llega a los 21, 33, muy similar al que presenta el Sporting B y el del Vitoria suma un año más para contabilizar 22,30. La del cuadro azulón se dispara y siempre rebasa los 23.

Al mismo tiempo que dispone de un plantel veterano para lo que suele ser habitual en los conjuntos nodriza, destaca el elevado número de refuerzos que hizo este verano tras 'pescar' en otros clubes. Más de un tercio de efectivos del conjunto oviedista, un total de ocho, proceden de otros equipos o se han formado en otras canteras. No han salida de El Requexón.

Lolo llegó este verano del Ejido, donde el curso anterior anotó diez tantos. Ahora, el de Sanlúcar de Barrameda suma cinco. Hasta la fecha solo había jugado en el fútbol andaluz. El portero Lucas Díaz (22 años) jugaba en el Compostela y recaló libre hace unos meses.

Casi (25) militaba en el Granada B, en el Grupo IVde Segunda B; uno de los hombres de moda de este oponente, el centrocampista ofensivo Borja Sánchez (que ya ha debutado en Segunda con el primer equipo) se formó en las filas del Castilla, al igual que el defensa Javi Hernández. El lateral izquierdo Jero Rodríguez pertenecía al Pumas mexicano, el defensa central Ugarte a la Real Sociedad B y el extremo Alarcón, al Alcoyano, también de Segunda B.

Solo han pasado tres jugadores del juvenil: Jorge y Javier Mier y Del Olmo. Los dos primeros no están entre los 11 que más minutos acumulan de la plantilla y el tercero, solo contabiliza dos. Cueto, de 17 años, ha jugado 45.

El entrenador, Javier Fernández Rozada, echa mano, por lo tanto, de futbolistas veteranos para tratarse de un filial y con experiencia en la categoría con el fin de mantenerse en Segunda B después de ascender.

Otros como Josin, Viti y Steven ya participaron en la última convocatoria del primer equipo para medirse al Reus. Algunos podrían repetir ante la plaga de bajas que sufre el conjunto de Segunda División, que viaja esta jornada a Las Palmas.

 

Fotos

Vídeos