El filial recibe el sábado a un Guijuelo ya ascendido con el reto de certificar el 'play off'

A. G.

El Mirandés B está a un paso de asegurar su presencia en el 'play off' de ascenso a Segunda RFEF. No lo pudo conseguir el pasado fin de semana al empatar a un gol con el Ávila, segundo clasificado, en el estadio Adolfo Suárez y la siguiente oportunidad se le presenta este próximo sábado en Ence. Los de Jonathan Prado recibirán a partir de las 17.30 horas al líder de la categoría y equipo ya ascendido Guijuelo.

El filial mirandesista tiene muy cerca el objetivo. Una victoria serviría para sellarlo de manera definitiva a falta de dos jornadas más de competición. Sin embargo, a los jabatillos les podría bastar con un empate o, incluso, perdiendo también lo podría lograr dependiendo del resultado que cosechen sus otros dos rivales directos: la Cultural y Deportiva Leonesa B (Júpiter Leonés) y la Arandina.

Ambos conjuntos se encuentran en la clasificación a siete puntos del segundo bloque rojillo y solo restan nueve por disputarse. Los del Duero juegan mañana a domicilio frente al Numancia B y los leoneses el mismo día que el Mirandés B.

Los de Ence ocupan el cuarto puesto de la clasificación. Están a un punto del tercero, el Almazán, y a cuatro de su último adversario. Fuera del alcance de todos se sitúa su siguiente oponente, el cuadro chacinero, un bloque que en la primera década del presente siglo era un rival habitual del primer equipo mirandesista. Empiezan a jugar la fase de ascenso entre el segundo y quinto clasificados.