El filial jugará en Almazán ante el Ávila la semifinal del 'play off' el domingo, 8 de mayo

A. G.

La Arboleda, el terreno de juego del Almazán (Soria) será la sede de la primera fase del 'play off', de ámbito regional, para ascender a la Segunda RFEF. Ahí es donde jugará el Mirandés B, que ya sabe que acabará en cuarta posición de la tabla en la liga regular del Grupo VIII de Tercera RFEF y que, por lo tanto, se medirá al Ávila, que también tiene claro que terminará como tercero.

Cabe recordar que la promoción de ascenso se disputa en una única sede. Aspiraban a acogerla la localidad abulense (en el campo Adolfo Suárez) y el club soriano, que es al que la Federación de Castilla y León le adjudicó la plaza hace escasas fechas.

Las dos semifinales y la final se jugarán ahí. La primera tendrá lugar el sábado, 7 de mayo, entre el segundo clasificado, precisamente el Almazán, y el quinto, que se decidirá en la última jornada, el próximo fin de semana, plaza a la que aspiran la Cultural B, el Tordesillas y la Arandina. Y la segunda, con el filial mirandesista en liza ante el Ávila, será el día siguiente, el domingo, 8 de mayo. Aún no se ha decidido el horario.

Al ser cuarto y el adversario concluir un puesto por encima, si el resultado al término del partido y de la prórroga es de empate, pasará a la final el Ávila porque no habrá lanzamiento de penaltis y se clasifica el equipo que mejor haya quedado en liga. También se seguirá esta pauta en la última cita regional.

Que la disputarán los ganadores de estos dos partidos. Se medirán en el mismo escenario en la final autonómica, que se llevará a cabo el 14/15 de mayo.

El campeón entre el segundo y el quinto –el Guijuelo ya ha ascendido hace varias semanas al ser el primero del campeonato– tendrá que seguir jugando, ya en la fase nacional y en una sede neutral que deberá comunicar la Federación Española, ante otro 'campeón' de grupo. El que gane, habrá subido de categoría.