Fijando la mirada en el retrovisor

La igualada en Barakaldo fue aprovechada por la UDL, que se encuentra a un punto de los rojillos. /P. U.
La igualada en Barakaldo fue aprovechada por la UDL, que se encuentra a un punto de los rojillos. / P. U.

El Mirandés cede otros dos puntos con el liderato, ya son nueve, y pone la vista en el quinto clasificado, el Leioa, distanciado de los rojillos en 7 puntos

TONI CABALLERO

Han transcurrido poco más de 15 días desde que la expedición mirandesista puso dirección a Santander para medirse contra el Racing con el objetivo del liderato al alcance de la mano. Dos semanas después, la diferencia de puntos se ha alargado hasta los 9 puntos, el liderato se presume inalcanzable a falta de 45 por disputarse, y el Mirandés mira de reojo a sus perseguidores con el objetivo principal de asegurar el billete para el play off.

Si rebobinamos hasta el 20 de enero, los cántabros afrontaban el duelo con los de Anduva con cuatro puntos de ventaja y después de un mes de resultados irregulares; con empates ante el Gernika y Real Oviedo B, una derrota frente al Logroñés y una victoria más que sufrida en Zubieta.

La dolorosa derrota en El Sardinero cambió la inercia de ambos conjuntos. La brecha con el liderato pasó a ser de siete puntos para los de Borja Jiménez, que consiguieron ganar por la mínima al colista, la Cultural de Durango, una semana después, y no pudieron pasar del empate a 1 anteayer en el Lasesarre. Por su parte, el Racing continúa sufriendo, pero también ganando. Tras derrotar a los rojillos, Arenas e Izarra también han sucumbido, ambos en el minuto 88 y de penalti, ante los pupilos de Iván Ania.Así, ya son 9 los puntos de distancia en relación al segundo puesto y se antoja improbable que los santanderinos vayan a sufrir en demasía para hacerse con el título del grupo segundo de Segunda B esta campaña.

Este cambio de inercia no tiene porqué suponer la renuncia del Mirandés (44 puntos) en su lucha por ser primero, sin embargo, a día de hoy, el cuadro rojinegro se encuentra más cerca del Leioa (37 puntos), quinto clasificado, que del líder. Por lo tanto, se antoja fundamental mantener o aumentar la diferencia respecto al quinto, como motivación principal, pero sin perder de vista el devenir del Racing.

Múltiples conclusiones se pueden extraer del empate frente al Barakaldo. A priori, el empate a uno en el Lasesarre, uno de los campos más complicados de la categoría de bronce, no resulta un mal botín. Y, según las palabras del técnico vizcaíno Aitor Larrazabal, tampoco lo fue para los locales. «El Mirandés es un muy buen equipo, tiene una plantilla importante y no ha conseguido ganarnos esta temporada, salvo en la Copa Federación», aseveró.

Sin embargo, la igualada entre ambos cuadros propició que dos de los competidores directos, UDL y Racing, aprovechasen este resultado,. Mientras que el Racing sigue con ritmo de crucero, La Unión Deportiva Logroñés comienza a erigirse como el principal escollo para que el Mirandés consiga, al menos, la segunda plaza a final de curso.

Los riojanos vencieron por 0 goles a 2 al Sporting B en tierras asturianas y suman 43 puntos, uno menos que los de Anduva. El cuadro liderado por Sergio Rodríguez acumula 7 encuentros y dos meses sin conocer la derrota, desde que lo hiciese por 1 a 0 frente al Mirandés, en Anduva, el 8 de diciembre del año pasado. Desde entonces, ha empatado en dos ocasiones y encadena cinco victorias de manera consecutiva, circunstancia que lo ha elevado hasta el tercer lugar de la clasificación a un punto de los rojillos. Cabe recordar que los de Las Gaunas tuvieron un arranque decepcionante y consiguieron su primer triunfo en la quinta jornada. Actualmente, son uno de los equipos que mejor momento atraviesan de la categoría, han ganado 10 de sus últimos quince partidos y no renuncian a seguir escalando puestos en la tabla.

Por todas estas razones, el Mirandés no cuenta con espacio para la especulación de cara al encuentro trampa frente al Langreo, sexto clasificado con 35 puntos, que también quiere sumarse a la batalla por los cuatro puestos de postemporada.