El ya exmirandesista Marcos Paulo asegura que «daré mi vida por el Sao Paulo»

A. G.

«Estoy muy feliz de estar aquí. Los aficionados pueden esperar mucha dedicación porque daré mi vida por el equipo. No veo la hora de jugar con Morumbi lleno», fueron las primeras palabras que pronunció el extremo Marcos Paulo, de 21 años, una vez que se confirmó de forma oficial que jugará en el Sao Paulo hasta el próximo mes de diciembre en calidad de cedido por el Atlético de Madrid.

La entidad colchonera y el Mirandés han hecho oficial el acuerdo por el que queda sin efecto la cesión del extremo brasileño, que ha jugado desde el pasado verano en un equipo rojillo donde no ha brillado, hasta el punto de ser una de las de decepciones para la hinchada jabata del primer tramo de campeonato. Allí, no obstante, esperan mucho de este futbolista. «Confiamos en la capacidad de Marcos Paulo, un jugador prometedor que ya estaba en nuestros planes» manifestó el presidente Julio Casares.

El club de Brasil anunció de forma oficial esta incorporación a última hora del miércoles y la entidad mirandesista lo hizo de forma pública a mediodía de ayer.

Marcos Paulo «es un joven deportista que reúne características importantes para fortalecer nuestro plantel y ha sido convocado a varios equipos nacionales juveniles, tanto en Brasil como en Portugal. Llega demostrando el deseo de escribir una linda historia con nosotros y será muy bien recibido», agregó el director de fútbol Carlos Belmonte.

«El Club Deportivo Mirandés quiere agradecer, primero al Atlético de Madrid y también al futbolista, por su compromiso y profesionalidad durante su etapa en el equipo. Desde su llegada, Marcos Paulo ha participado en 13 encuentros repartidos en 654 minutos, anotando un gol frente al Burgos y habiendo repartido dos asistencias. Además, fue titular en los dos encuentros de Copa disputados, aportando un gol en esta competición», indicaron en un comunicado desde Francisco Cantera.