El defensa es un caso único en el fútbol español. / E. C.

El excapitán y emblema del Mirandés César Caneda sigue en activo con 44 años

Continuará en Primera RFEF al renovar con la SDLogroñés; es el futbolista con más partidos disputados en las tres categorías principales

ÁNGEL GARRAZA

Incombustible. Todavía tiene 'cuerda para rato', como lo demuestra el hecho de que su actual club, la SD Logroñés, cuyo primer equipo compite en la Primera RFEF, haya decidido proceder a su renovación tras el satisfactorio rendimiento ofrecido la última temporada por el excapitán y uno de los emblemas de la historia del Mirandés, César Caneda.

Tiene 44 años. Acabará la siguiente campaña con 45 y, de momento, un total de 909 partidos oficiales contemplan al defensa. 26 temporadas en total. Entre las ligas de Primera, Segunda y Segunda B (ahora Primera RFEF), la Copa, promociones de ascenso, de permanencia y 'Liga de Campeones' (disputó dos partidos con el Athletic durante la temporada 1998/99 ante el Dinamo de Tiblisi y el Galatasaray).

Ni que decir tiene que el vitoriano es el futbolista que más encuentros acumula entre las tres primeras categorías del fútbol español. Solo en el campeonato doméstico, 847. Es un jugador inagotable, que se ha cuidado, como ya se podía comprobar cuando militó en el Mirandés entre 2010 y 2015, años muy intensos en los que ascendió a Segunda, contribuyó a mantener la categoría y jugó una histórica semifinal de Copa siendo de Segunda B.

«La Sociedad Deportiva Logroñés valora el compromiso que siempre ha demostrado Caneda y se enorgullece de contar un año más con quien ya es ejemplo para generaciones venideras», señalan en su equipo al anunciar la continuidad del central y lateral.

«El club se garantiza el concurso para la próxima temporada de uno de los pilares defensivos del equipo. Soplará 45 velas vistiendo la elástica blanquirroja durante la temporada 22-23. El alavés cumplirá la tercera temporada en el cuadro riojano y volverá a ser pieza clave en el entramado defensivo de Raúl Llona».

Caneda se convirtió en el primer fichaje de la Sociedad Deportiva Logroñés en la temporada 20-21, procedente de la UD Logroñés. «Desde el primer momento fue indiscutible en el eje de la zaga, acumulando titularidades. Esta pasada campaña no ha sido una excepción, sumando cerca de 3.000 minutos, repartidos en 34 partidos», indican; 33 de ellos, lo hizo como titular, lo que añade relevancia al dato.

«Hasta que el cuerpo aguante. Es mi pasión», confesaba en una anterior entrevista concedida a este periódico, en el tono cercano que siempre ha caracterizado a un jugador único. «Bueno, hay estamos. La verdad es que estos últimos años estoy disfrutando mucho de la oportunidad que tengo de seguir jugando y viviendo de esto y estoy contento de aportar mi granito de arena», respondió en el mes de marzo de 2020 ante la aseveración de que por él no pasan los años.

«Mucho ánimo, vamos a empujar todos al Mirandés allí donde estemos», decía el zaguero horas antes del partido de vuelta correspondiente a la semifinal de Copa entre el Mirandés y la Real Sociedad en Anduva. Él estaba en Logroño, pero no ocultó que en su corazón está presente el conjunto jabato. «Siempre el Mirandés va a ocupar un lugar privilegiado en mi interior».