Joseba Etxeberria y su ayudante, Jorge Pérez, abandonaron el campo también cabizbajos. / Avelino Gómez

Etxeberria: «Esto ya es una pasada»

«Me niego a pensar que esto siga así porque este equipo merece más; son ya demasiadas veces perdiendo puntos en el último minuto»

ÁNGEL GARRAZA

Cariacontecido se personó Joseba Etxeberria en la sala de prensa. El Mirandés empató de nuevo un partido que tenía ganado y volvió a perder otros dos puntos. Ya son demasiados. El objetivo es que no haya que acordarse al final del curso de la puntuación que se ha dejado en el último minuto.

«Está siendo muy cruel. Con el cambio de dibujo (los tres centrales) queríamos tener más refuerzos para que no nos cogieran en las contras. Lo hemos interpretado a la perfección, no solo en cuanto al equilibrio sino que hemos generado, pero estamos de que no. Más no se puede hacer si analizamos el trabajo del equipo desde el principio».

Admitió que «es verdad que siguiendo con esos argumentos, la dinámica tiene que cambiar. Me niego a pensar que esto va a seguir así porque está siendo una pasada», si bien reconoció que «al final, los resultados son los que marcan las diferencias. Nuestra labor es analizar qué podemos hacer o cómo podemos jugar para acercarnos a la victoria. Repasando todo, el equipo está mereciendo mucho más, pero no es casualidad si pasa tantas veces, ya que si analizamos los puntos perdidos en los descuentos ante el Andorra, en el derbi y hoy (por ayer) estaríamos hablando de otra cosa. Hoy sí que hemos hecho un partido muy completo, hemos sumado un punto pero con sabor a derrota».

Afirmó, minutos después de sufrir otro varapalo, que «me niego a pensar que este equipo, con este juego, no va a conseguir la permanencia. Si estuviéramos en mitad de la tabla seguro que habrían entrado más goles. Estamos de que no y la situación se vuelve a repetir».

A su juicio, al analizar más en profundidad el encuentro, la victoria tenía que haber llegado, y de forma holgada, antes del final. «Hay partidos en los que mereciendo más, no ha sido tan clara la superioridad, pero hoy hemos sido un equipo con paciencia para circular, hemos llegado con claridad, ellos habrían bajado los brazos si marcamos el segundo gol, pero no ha sido así. Tenemos que mantener este nivel de juego porque es así como tienen que llegar los resultados y las victorias. No puede ser de otra forma».

Levantarse

Respecto al cambio de sistema, subrayó que «no era fácil en muchos aspectos porque hay cosas que cambian en cuanto a tirar la presión o en la salida de balón en muchos movimientos». No había empleado este esquema con anterioridad en el Mirandés. «Lo hemos trabajado esta semana y en solo una semana creo que ha funcionado bien. Lo han hecho los jugadores bien y estamos contentos con este trabajo».

Lo que es evidente es que no se puede perdonar tanto. Se llegó a la última jugada solo con un tanto de diferencia. «Hay mucho de psicológico. Este partido, haciendo lo mismo, en una situación más holgada, sin esos agobios, hubiésemos ganado y, además, bien. Hemos sido en general mejores que el Huesca, ellos han tenido alguna ocasión, están en dinámica de no perder y nosotros, en una mala. Pero hay que levantarse. Hay muchas cosas que analizar, pero creo que hay más cosas buenas que malas».

Aseguró que «me encuentro fuerte porque lo que veo en el día a día es que este equipo tiene que ir a más. Esto es demasiado cruel, aunque me siento respaldado tanto por el presidente como por la dirección deportiva y el club. Estamos preocupados, sí, pero me niego a pensar que no vamos a revertir la situación».