Lizoain saludó a Chema Aragón y al personal del Mirandés en su vuelta a Anduva, ahora como rival. / Avelino Gómez

Etxeberria: «Ha sido un final muy cruel»

Reconoció que «el miedo a no ganar nos hace jugar peor, nos ha condenado; ha sido un golpe muy duro por recibir el gol en el minuto 98»

ÁNGEL GARRAZA

El entrenador del Mirandés, Joseba Etxeberria, no ocultó después del empate cosechado ante el Andorra que «las sensaciones son malas». Así es como se iba del Municipal tras sufrir un final que fue «muy cruel por cómo ha sido». Los rojillos encajaron un tanto en el minuto 98 de encuentro cuando el colegiado decretó 9 de prolongación.

Reconoció que «estamos necesitados de victorias porque no hemos logrado ninguna, pero ese miedo a no ganar nos ha atenazado al final». Ahí estuvo la clave para no lograr el primer triunfo.

El técnico de los rojillos admitió que durante el encuentro su equipo «no exhibió demasiada fluidez en el juego, pero estábamos haciendo un partido serio, con orden. He visto cosas buenas en defensa». Sin embargo, añadió, «temíamos no ganar y eso, nos ha condenado. Es lo peor porque te impide ser tú. Ha sido muy cruel», manifestó en varias ocasiones ante los medios.

Vio a un bloque «ordenado, disciplinado, con oficio, pero con la expulsión que han sufrido ellos, nos ha pasado al revés, que ha sido peor para nosotros porque hemos tenido miedo a perder la ventaja que llevábamos. Y así ha pasado. Hay que aprender y que esa necesidad, que es real, de conseguir triunfos no nos atemorice. El miedo te hace jugar peor. Lo importante es ser fieles a nuestra idea de jugar y ser valientes, atrevidos, y no lo hemos sido al final», lamentó.

Confesó en este sentido que «en parte, estar obligado a ganar es bueno, pero debes saber afrontarlo. Ha sido un golpe muy duro por cómo ha sido el desenlace».

Una vez pasado el partido es más fácil analizar si se ha acertado o no. Preguntado sobre si se arrepiente de no haber dado entrada en los minutos finales más veteranía, en concreto a Manu García, un jugador para aportar experiencia en ese tramo final, confesó que «en el último doble cambio iban a entrar Samu (Mráz) y Manu pero al pedir el cambio Santos hemos tenido que sacar a Parra y querido dar frescura arriba. Creo que no ha sido por situaciones de falta de experiencia, nos ha faltado hacer más daño cuando robábamos».

Explicó que «el primer cambio ha sido el de Javi Serrano, que nos daba piernas por dentro, donde el Andorra estaba circulando y una vez corregida esa situación, hemos querido dar frescura por fuera para hacer daño porque no solo tienes que defender sino hacer transiciones».

Acerca de si ve paralelismos con su etapa anterior en el Tenerife, cuando acabó la primera temporada muy bien, pero no completó la segunda, indicó que «tengo claro mi porcentaje de responsabilidad. Decido y no puedo mirar a otro lado. No se parecen estas situaciones, tengo además otra situación similar en Amorebieta y después, estuvimos catorce partidos seguidos sin perder. Estamos preocupados, sí, pero confío en el trabajo y en el crecimiento del equipo. Se han visto cosas en fase defensiva muy buenas, pero no nos está dando todavía para ganar».

Y los 9 minutos de prolongación, ¿considera que ha sido un tiempo de añadido justo? «Han pasado varias cosas, pero esto va por tendencias, nos ha sorprendido que fuesen nueve. Hace semanas se veían más este tipo de números, después la tendencia era volver a la normalidad. No es excusa, te pueden hacer gol en el último minuto, pero cuando vas ganando ves nueve minutos y cuando vas perdiendo ves mucho menos... Mi desgaste, en cualquier caso, no debe ir por ahí sino en la mejora de los jugadores».