Barbu se perderá la cita ante el Alavés. / A. Gómez

Etxeberria afronta el primer partido en el que se 'caen' dos habituales por sanción

El Mirandés, con una media de menos de dos cartulinas por encuentro, recibió cinco en el disputado en Las Palmas

MARÍA ÁNGELES CRESPO

Nunca viene bien tener que prescindir de algún jugador por sanción, y menos aún cuando las amonestaciones que acarrean suspensión han recaído en quienes se han convertido en titulares indiscutibles, como es el caso de Barbu, que desde que saltó al césped de Anduva para medirse al Huesca, no se ha perdido ningún minuto, o el de Salinas, único entre los de Etxebe que ha participado en todos los partidos y que sólo se perdió los nueve finales del jugado en El Plantío contra el Burgos.

Es evidente que teniendo en cuenta que los dos sancionados que por lo tanto se han 'caido' muy a su pesar de la alineación, son fichas clave en la misma zona, la cosa se complica un poco más para el entrenador que tendrá que hacer encaje de bolillos para confeccionar una defensa novedosa. Habrá que ver si para recibir al Alavés, Etxeberría se decide por reconvertir a alguno de sus jugadores para mantener el dibujo con tres centrales y dos laterales, o si lo que decide es quedarse con solo cuatro atrás, con una pareja de centrales.

Cierto es que lo que ahora se plantea no dejan de ser simples cábalas, sobre todo, si se tiene en cuenta que en el transcurso de la semana que hoy arranca tendrán que llegar más jugadores a la plantilla y, a buen seguro, alguno de ellos será de corte defensivo. La duda se resolverá, en cualquier caso, en breve.

De todos modos el dolor de cabeza le ha sobrevenido al técnico rojillo después de que se produjera una circunstancia poco habitual para su equipo. El Mirandés no es un conjunto muy aminestado. En lo que llevamos de temporada la plantilla ha visto 45 amarillas, menos de dos por partido como media, y curiosamente en el último duelo, en el disputado en Las Palmas, el colegiado murciano Sánchez López, enseñó 5. Sin ser un encuentro brusco acabó convirtiéndose en el que el Mirandés sumó más amonestaciones. Hasta el viernes el listón estaba en cuatro; que fueron las que se vieron en los partidos entre el Mirandés y el Huesca y entre los rojillos y el Alba; ambos en Anduva.

Los dos jugadores que van a descansar forzosamente por haber sumado en su debe cinco cartulinas, Salinas y Barbu, se unen a la lista en la que hasta la fecha estaban Raúl Navas que no pudo jugar frenta al Racing, y Beñat Prados que cumplió su sanción la semana pasada y vio desde la grada como sus compañeros ganaban al Lugo. Las tarjetas en el equuipo están muy repartida y, entre los habituales, los únicos que no han visto ninguna cartulina han sido el guardameta Ramón Juan, y Juanlu.

Expulsiones

Por lo que respecta al capítulo de ausencias por haber tenido que abandonar el terreno de juego antes de tiempo en el Mirandés los expulsadoes en las veinticuatro jornadas que ya se han disputado han sido cinco.

El primero de los rojilos que esta temporada tuvo que enfilar el camino de los vestuarios tras ver una roja fue Alex Martín, en el partido de la cuarta jornada contra el Villarreal. Jofre fue expulsado en Granada en la sexta jornada y, en el tramo final de la primera vuelta y el inicio de la segunda es cuando se han producido las tres últimas. Herrero dejó desguarnecida la portería tras una alocada salida en Leganés, Gelabert tuvo que dejar Anduvatars dos amarillas ante la Ponfe y el último expulsado, a instancias del VAR, fue Manu en el partido contra el Lugo.