A la espera de nuevos refuerzos

Sergio González, uno de los refuerzos rojillos, durante un entrenamiento de pretemporada./ A. GÓMEZ
Sergio González, uno de los refuerzos rojillos, durante un entrenamiento de pretemporada. / A. GÓMEZ

El Mirandés suma seis altas hasta el momento, el Racing y la UDL, doce y nueve

TONI CABALLERO

Resta menos de un mes para que finalice el mercado de traspasos y el Club Deportivo Mirandés sólo cuenta con seis nuevas incorporaciones para la temporada que dará comienzo el próximo 26 de agosto. Álvaro Rey, Carlos Julio, Jon Irazábal, Sergio González, Galder Cerrajería y Ernest Ohemeng, son las nuevas caras que, hasta el momento, se han unido al equipo de Anduva para intentar el retorno a la categoría de plata.

Aunque, a priori, se trata de jugadores que ya están demostrando su valía en los partidos de pretemporada, cabe esperar la llegada de nuevos refuerzos en los próximos días. Tal vez estas operaciones, que a buen seguro se están gestando en la entidad rojilla, estén en parte supeditadas a la salida de algunos jugadores que no son del gusto del nuevo entrenador, Borja Jiménez. Una vez salga algún jugador, se produciá un efecto dominó y llegarán nuevos.

Y es que el Mirandés sólo suma seis altas, un dato que, tratándose de uno de los 'gallitos' del grupo, es sorprendente. Por su parte, el Racing de Santander ya ha incorporado diez nuevos jugadores a su disciplina. El cordobés Álvaro Cejudo y el central con experiencia en categorías superiores, Jordi Figueras, son dos de los refuerzos del equipo cántabro. Otro de los aparentemente favoritos del Grupo 2, la Unión Deportiva Logroñes, acumula nueve nuevas altas bajo la dirección del exmirandesista Carlos Lasheras.

El sempiterno Javi Flaño y el central congoleño de 24 años, Jonathan Bijimine, dos de ellos. Otros rivales del grupo como el Barakaldo (11 altas), el Tudelano (7) y el Athletic B (7), también han incorporado más jugadores que los rojillos hasta la fecha. El Mirandés cuenta actualmente con 18 jugadores de la primera plantilla, contando con la vuelta de Andrés del Olmo. La idea del técnico abulense, y la de Chema Aragón, es la de confeccionar una plantilla de 20 o 21 jugadores «de máximo nivel», por lo que aún restarían dos o tres incorporaciones por llegar.

Sin embargo, Jiménez ya apuntó nada más llegar que «puede haber salidas hasta el 31 de agosto», y entonces se necesetaría un número mayor para alcanzar la cifra de jugadores deseada. Se buscan jugadores sub 23, un guardameta que acompañe a Limones en la portería mirandesista y algún jugador que termine de apuntalar un plantilla que fue campeona la temporada pasada. «Tenemos que controlar el tiempo. El mercado es muy largo, hay clubes que tienen un potencial económico tremendo y hay que esperar que llegue nuestro momento», aseveraba el entrenador rojillo. El resto de equipos ha movido ficha y el Mirandés sigue esperando su oportunidad a la espera de que se produzca algún movimiento, tal vez interno, con alguno de los jugadores con mayor peso salarial.

Pese a llevar poco tiempo con el equipo, cinco de los seis nuevos fichajes ya han demostrado sus credenciales ante la parroquia rojilla. El último en llegar, Ernest Ohemeng, tendrá que esperar al partido del viernes frente a Osasuna para presentarse ante su nueva afición. Carlos Julio y Álvaro Rey fueron los dos jugadores más destacados del Mirandés en el partido del domingo frente a Unionistas. El atacante protagonizó varias jugadas con peligro y dejó pequeños detalles de su gran calidad. Por su parte, Carlos Julio ya ha dejado entrever que la batalla por el carril derecho con Paris se antoja apasionante y que esa banda está más que reforzada.

Respecto a la zaga, tanto Sergio como Jon Irazábal disfrutaron de minutos el pasado domingo. El madrileño llega para disputar un puesto en el centro de la zaga con Prieto, Puerto y Melli, que también jugó en la medular ante Unionistas. Sergio posee un gran desplazaiento en largo y posee un perfil diferente al de los andaluces. Por su parte, Irazábal llega en calidad de cedido desde Eibar. Su planta y proyección hacen presagiar que puede ayudar en el juego aéreo y velocidad defensiva.

Por último, quedan Galder Cerrajería y Ernest Ohemeng. El centrocampista de barakaldo pretende aportar trabajo al equipo, tanto en la faceta ofensiva como en la defensiva. Respecto al futbolista ghanés, tendremos que esperar al próximo viernes frente a Osasuna para confirmar sus grandes condiciones en el uno contra uno. Frente a Unionistas no pudo ser de la partida por un problema de deshidratación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos