Salinas fue elegido como el mejor lateral izquierdo de 1RFEF el pasado curso en el Unionistas. / Elche

A la espera del Elche para cerrar la cesión de José Salinas para el carril izquierdo

El plan del Mirandés es sumar un lateral con mucha proyección ofensiva para que sea titular en el once inicial de Joseba Etxeberria

TONI CABALLERO

Nacido en Callosa de Segura, Alicante, hace 21 años, José Salinas es uno de los laterales izquierdos con más proyección del fútbol español. Es propiedad del Elche CF, equipo con el que une un contrato hasta 2025, y el año pasado fue elegido como el mejor lateral izquierdo de 1RFEF tras su gran campaña a préstamo con el Unionistas de Salamanca, un curso en el que disputó un total de 3.373 minutos repartidos en 37 partidos, anotando 6 goles y asistiendo en otras 4 ocasiones.

Como ya intentase en el pasado mercado de invierno, el Mirandés tratará de lograr la cesión del carrilero zurdo para que continúe creciendo en el fútbol profesional. Se trata de un jugador por el cual Chema Aragón tiene predilección, una joya de la cantera del Elche que, según apunta el portal especializado transfermarkt, tendría un valor de mercado de 500.000 euros.

En esta línea, ya son varios los medios locales y alicantinos que avanzan que la negociación para cerrar la llegada de Salinas a Miranda estaría muy cerca de concretarse.Sin embargo, aunque tanto Mirandés como Salinas ven con buenos ojos la operación, la última palabra la tiene el Elche, que no quiere desprenderse del lateral izquierdo antes de conocer el futuro de Mojica. Si el colombiano acaba saliendo, algo no demasiado probable por su alta cláusula de rescisión, el callosino se quedaría en el cuadro del Martínez Valero.

Mientras el jugador realiza la pretemporada con el Elche, desde la dirección ilicitana todavía no hay una decisión tomada sobre el jugador natural de Callosa del Segura. Salinas, que la próxima temporada afrontará su último año como sub-23, también ha recibido la llamada de varios equipos de Segunda División interesándose por su situación.

Según indican desde Alicante, el Mirandés, en el mercado de invierno, llegó a ofrecer 50.000 euros por su fichaje, pero su equipo no aceptó esa propuesta ante la importancia que tenía en el juego de Unionistas, donde fue todo un referente.

Ahora el Elche, especialmente el técnico Francisco, tendrá que decidir qué papel asume Salinas en el Elche. Si Mojica se marcha, habría que ver quién es la otra alternativa para el puesto al que aspira Salinas. De una manera u otra, el futbolista de Callosa de Segura quiere tener minutos y no pasar una temporada en blanco.

Todo apunta a que, esta misma semana, el Mirandés hará publicas nuevas operaciones que, a buen seguro, podrían apuntar a los laterales del equipo. Chema Aragón trabaja para sumar efectivos a la línea con menos componentes hasta el momento, la zaga mirandesista.