Escobar: «No veo nerviosismo porque solo nos falta una victoria para cambiar la dinámica»

Confía en que el lunes el fútbol sea justo con el Mirandés e insiste en «no volverse locos ni meter presión a los jugadores»

ÁNGEL GARRAZA

. «Los jugadores y el cuerpo técnico estamos convencidos de que estamos en el camino. El equipo lleva varios partidos siendo superior a los rivales y todo se explica desde el prisma de que estamos atravesando una dinámica que no es buena, como les pasa a todos los rivales. En los partidos ante Fuenlabrada, Oviedo y Ponferradina, con una dinámica diferente, hubiéramos encadenado tres victorias consecutivas porque eran encuentros de ganar».

Así lo cree el entrenador del Mirandés, Lolo Escobar, antes de recibir mañana a la Real Sociedad B, un equipo que ocupa plaza de descenso con solo tres puntos menos que los rojillos.

Este equipo –continuó– «será otro con una victoria. Tal y como está jugando, tiene que ser este lunes porque si ganamos puede que nos vayamos al parón de Navidad bastante tranquilos. Es lo que necesitamos y lo que necesita el grupo», subraya.

Considera que si el Mirandés gana mañana «dejas a un rival directo a seis puntos y eso sería muy importante. Tampoco quiero meterles (a los futbolistas) una presión que creo que no la podrían gestionar bien, pienso que no es necesaria. Lo que tienen que hacer los jugadores es seguir trabajando para recibir todavía menos peligro porque en lo ofensivo, el equipo sigue generando muchísimo. La línea es esta, no hay que volverse locos ni hablar de finales porque estamos trabajando muy bien».

Lo cierto, en cualquier caso, es que el bloque mirandesista marca la zona de salvación, con solo un punto más que el Fuenlabrada y tres de ventaja respecto a su adversario de mañana. No acaban de llegar los resultados. ¿Es difícil que una plantilla joven se abstraiga de la presión que puede existir ante esta situación? El preparador extremeño responde al asegurar que, a día de hoy, «puedo decir que yo no percibo nerviosismo en los entrenamientos de la plantilla».

Y es que –prosigue– «cuando estás en ese estado de presión y se percibe nerviosismo en los entrenamientos aparecen las lesiones, sobre todo de tipo muscular, motivadas principalmente por el estrés. Y no hay nada de esto». Si bien, admite que «estamos preocupados porque la moneda no acaba de caer de cara, pero el grupo está bien, a una intensidad altísima y solo nos falta un resultado. Las ocasiones que generas ante la 'Ponfe' y el Oviedo es como