El entrenador del Mirandés, Lolo Escobar. / A. Gómez

Escobar: «Cuando no ganas siempre hay críticas, entiendo que forma parte de nuestra profesión»

Mostrar la progresión en defensa que destacan plantilla y técnico y ganar como local son los retos ante el Oviedo

ÁNGEL GARRAZA

El entrenador del Mirandés, Lolo Escobar, asume que la presión que existe en el fútbol profesional «no tiene nada que ver» con la que puede haber en otras categorías. «Llevo metido en un banquillo muchísimo tiempo y todo lo que me está pasando lo he vivido en mis propias carnes y en las de mi padre. Cuando ganas y entra la pelotita todo está perfecto pero cuando no ganas, todo está mal y siempre hay críticas; entiendo que esto forma parte de nuestra profesión».

El técnico del equipo rojillo añade un ejemplo, sin querer en ningún momento compararse con Simeone: «Me metí en su twitter el miércoles y tenía 2.400 comentarios. Ahora, ¿vamos a criticar al 'Cholo' Simeone después de todo lo que ha hecho con el Atlético de Madrid? No soy ni la sombra de él, pero está claro que cuando vienen las hostias es cuando no hay resultados y cuando llegan los halagos siempre aparecen cuando hay victorias. Lo único que te queda a ti es trabajar para que haya buenos resultados y que esta dinámica que tenemos cambie; es lo único que puedo hacer».

Admite que hay «bastante más presión que en cualquier otra categoría (inferior), pero con eso hay que vivir».

¿Cree que se está siendo injusto con Lolo Escobar en Miranda?, es la pregunta. «No paro ni un segundo en valorar eso. No sé si se está siendo justo o injusto porque la justicia te la marcan los resultados. Si no los sacamos, es justo todo lo que me digan y si los sacamos, creo que tampoco es justo que te halaguen. Pienso que hay que ser un poco más estable pero, de verdad, entiendo que lo que está ocurriendo pasa en todos los lados. No es nada diferente, es lo mismo».

Confía, en este sentido, en que esta noche el Mirandés vuelva a la senda de los triunfos y, principalmente en Anduva, donde no se están prodigando en exceso los marcadores favorables para los rojillos.

«La verdad es que tenemos muchas ganas de dar una alegría a la afición, más allá de hacer bueno el empate de Fuenlabrada. En lo que estamos centrados es en cortar la sangría de goles en contra y en tener más equilibrio en el equipo y el segundo objetivo que tenemos es que en casa nos tenemos que hacer fuertes. Eso, a corto y medio plazo, es lo que tenemos entre manos. Ahora jugamos en casa y lo que pretendemos es hacer un buen partido delante de nuestra afición, que creo que nos está costando», subrayó el preparador extremeño.

Tres triunfos, un empate y 5 derrotas es el balance. Arrancó la competición con victorias ante Amorebieta (2-0) y Las Palmas (4-2), partidos a los que siguieron los resultados adversos en Miranda: derrotas ante el colista Alcorcón, Leganés, Girona, Almería y Huesca y tablas frente al Eibar. Entre medias, en la penúltima jornada en casa, se adjudicó el triunfo contra el Lugo por 3-2.

Hoy frente al Oviedo busca la cuarta victoria en el décimo compromiso de liga que acoge el Municipal, antes de viajar al principio de la próxima semana a Huelva para iniciar la Copa ante el San Roque de Lepe.