Lolo Escobar siguió en cuclillas las evoluciones de su equipo durante el último duelo. / A. Gómez

Escobar achaca la desconexión en los partidos «a errores de concentración»

El técnico admite que se corrige «con la disputa de encuentros en la competición porque en Segunda no se te puede ir la cabeza así»

ÁNGEL GARRAZA

El Mirandés se fue del partido durante buena parte del primer periodo ante el Girona y lo acabó pagando. Ante el Eibar casi le sucedió lo mismo, si bien en ese envite hubo reacción y al menos se pudo salvar un punto en el último minuto. Pero no es nuevo que el conjunto rojillo protagonice minutos de desconexión que los rivales aprovechan. ¿A qué los achaca el técnico, quizás a la juventud del equipo? «Son errores de concentración», indica antes de exponer que «evitarlos te lo da la acumulación de partidos en la categoría».

Lolo Escobar admite que ese es uno de los problemas a subsanar para permitir la evolución del bloque. «Analizando el partido, poniendo vídeos y hablando con ellos, se ve que sí, que se van de los partidos en determinados momentos. Lo que está claro es que en una categoría como la Segunda División no se te puede ir la cabeza así».

El preparador mirandesista analizó la derrota frente al Girona hasta altas horas de la madrugada del jueves al viernes. Un día después, en la misma sala de prensa, no varió su parecer porque mantiene como conclusión que, a pesar de esos minutos en los que el rival fue netamente superior en el primer periodo, el resultado más justo era el empate si se realiza una lectura global del choque.

Expuso su reflexión con datos. «He visto que centramos veinte veces y ellos, solo once. Rematamos catorce veces y ellos, once. Tiramos a portería en seis ocasiones y ellos, igual, las mismas; en duelos aéreos ganamos el 74% y ellos, solo el 26%, lo que me sorprendió muchísimo. En zona 1 solo perdimos un balón y ellos 4, es algo en lo que estamos trabajando muchísimo, al igual que en los robos en campo contrario; veo, en general, que son unos números parecidísimos, también en distancia recorrida y en prácticamente todo, lo que demuestra que sí se va progresando».

Lo positivo, además, después de la derrota es que sin tiempo para detenerse durante mucho tiempo en lamentaciones mañana llega otro duelo, en este caso ante el Almería, hasta este fin de semana el líder a la espera de todos los resultados que se den en la duodécima jornada.

«Y qué partido. Creo que es el rival contra el que todos queremos jugar», señaló el extremeño con la mente puesta en el envite ante uno de los 'gallitos' de la categoría.

El Mirandés entrenó ayer, de forma más suave quienes intervinieron ante el Girona desde el pitido inicial y hoy será el último y único ensayo que se desarrollará en conjunto para preparar tan atractiva cita.