Borrar
El italiano quiere que se vea la identidad del equipo, dinamismo para derribar el muro alfarero. A. G
«Nos enfrentamos a un equipazo muy bien entrenado»

«Nos enfrentamos a un equipazo muy bien entrenado»

Alessio Lisci quiere que vestuario y afición mirandesistas se conecten desde el primer minuto para batir a un sólido Alcorcón

Toni Caballero

Miranda de Ebro

Sábado, 12 de agosto 2023, 14:02

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«No es un equipo ascendido de Primera RFEF. El Alcorcón es un equipo de Segunda que estaba en Primera RFEF. Tiene un equipazo, no nos confundamos, y está muy bien entrenado. Tienen muchísimos partidos de experiencia en el fútbol profesional», de esta manera comenzaba el entrenador mirandesista la rueda de prensa previa al primer encuentro de liga frente al cuadro alfarero.

Las sensaciones del vestuario rojillo cara al debut son buenas, de hecho la joven plantilla ha dejado claro que se muere de ganas de empezar a competir y la labor del preparador italiano también consiste en medir un poco el ímpetu de sus pupilos. «Se acaba la pretemporada y siempre tenemos ganas de que llegue la liga, de comenzar a competir. Los inicios de liga siempre cuestan un poco, de hecho hoy leía que el equipo lleva diez años sin comenzar ganando, eso habla de que no es tan fácil arrancar. Sin embargo, a mi no me gusta poner excusas por lo que vamos a salir a ganar el partido y a hacerlo lo mejor posible», aseveraba el míster.

Enfrente, espera un Alcorcón sólido y muy bien trabajado que, a diferencia del Mirandés, mantiene gran parte del bloque que logró el ascenso a la categoría de plata la pasada campaña.

«Llevaba mucho tiempo sin ver un equipo que defienda tan bien sin balón. La mayoría de equipos, cuando están en bloque medio o bajo, suelen defender por acumulación de jugadores. El Alcorcón defiende por conceptos, está muy bien trabajado. No ha encajado goles en pretemporada, esto lo demuestra. También hay que tener mucho cuidado con sus transiciones rápidas, porque son buenísimos en ello, y a balón parado», avisaba el romano.

Para derribar el muro Alfarero, Lisci quiere que se vea un Mirandés «con identidad» y dinámico. Sin querer mostrar demasiado sus cartas, el entrenador rojillo dejó entrever que el planteamiento de mañana debe girar en torno a la posesión y la verticalidad. «Tenemos que tener mucho cuidado con las pérdidas de balón, no dar lugar a sus transiciones», añadía.

En otro orden de declaraciones, no por ser el primer partido del torneo local se reparten menos puntos. Los puntos cuentan igual que al final de temporada y tanto jugadores como cuerpo técnico lo saben. Los rojillos encadenan 9 temporadas iniciando la competición con tablas en el marcador y la consigna es romper esta estadística.

«Tenemos un condicionante, se enfrenta el equipo que más ha cambiado del año pasado con el que menos, probablemente. Pero no me gustan las excusas, tenemos que salir a intentar ganar sea el Alcorcón, el Real Valladolid o el Espanyol, da igual», señalaba. El choque con los madrileños servirá también para encontrarse con la afición mirandesista. La fecha, el horario y el calor que últimamente azota a la ciudad hacen presagiar que la entrada en Anduva puede no ser demasiado buena, pero a buen seguro se harán notar.

«Me comentan que, respecto al número de abonos, la gente está ilusionada con el equipo. Todos entendemos que es lunes por la tarde, que todavía estamos en agosto, pero me han hablado maravillas de la afición del Mirandés y no tengo ninguna duda de que nos van a ayudar muchísimo», cerraba.

Mercado

«Estoy contento con el equipo y con los jugadores que han llegado, pero evidente aún faltan 2 o 3 piezas importantes por firmar. Estas son las que nos van a definir un poco más, a ubicarnos respecto al resto de plantillas. Entonces, podremos hacer un balance más real. A día de hoy, estoy contento con todos los fichajes que han venido», claro y meridiano el mensaje de Lisci con respecto al mercado veraniego. El cuadro ronda la veintena de jugadores pero todavía restan las guindas del pastel, jugadores que los equipos de Primera liberan en las últimas jornadas.

Por último, al ser preguntado por la inscripción de los fichajes en LaLiga, porque faltan varios por registrar, el italiano quiso mandar un mensaje de calma. «No es por un tema económico, es únicamente papeleo, se va a ir inscribiendo a todos para el partido del Alcorcón», cerró el míster romano en la primera previa de la ilusionante temporada.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios