El Mirandés lució su segunda equipación. / athletic club

Otro empate para acumular minutos y conocerse los que ya están en la plantilla

El filial del Athletic y el Mirandés acaban sin goles el ensayo en Lezama, en las segundas tablas para los rojillos de la pretemporada

E. C.

Acumular minutos en las piernas, que no se hagan tan tediosas las pretemporadas con la programación solo de entrenamientos sin un rival enfrente y que los nuevos futbolistas que acaban de llegar se vayan conociendo e incorporando al bloque. Son las premisas que se buscan con este tipo de encuentros, válidos para jugadores y cuerpos técnicos. Lo del resultado, aunque las victorias siempre empujan en el aspecto anímico, es prácticamente lo de menos. Bilbao Athletic y Mirandés no pudieron superar a su oponente ni ante el marco contrario ni en el resultado global porque el bolo terminó como empezó. Sin goles.

Es el segundo empate consecutivo que cosecha el conjunto rojillo ante un adversario de Primera RFEF tras los dos partidos que ha jugado el equipo de Joseba Etxeberria en una pretemporada que, en cuestión de ensayos oficiales, arrancó el sábado frente a la SD Logroñés. Ante los riojanos acabó con 1-1, pero ayer aunque ambos equipos pudieron anotar, se quedaron sin pólvora atacante.

Es de sobra conocido que al cuadro jabato le faltan aún muchos hombres por llegar. Teniendo en cuenta que Gelabert y Simón Moreno continúan con sus respectivos procesos de recuperación, con los efectivos de la primera plantilla prácticamente no le da todavía ni para completar un once inicial.

Alfonso Herrero; Iago López, Álex Martín, Meseguer, Durán, Prados, Oriol Rey, Nacho Castillo, Roberto López, Santos y Raúl García formaron la alineación que puso en liza Etxeberria. Entraron, como es lógico, las seis novedades hasta la fecha de la pretemporada. El lateral derecho Iago López y los medios Meseguer y Oriol rey son los únicos tres jugadores del plantel que ya estaban la campaña pasada. A todos ellos se sumaron el lateral Durán, que ya debutó con el primer equipo al final del curso anterior, y el mirandés Nacho Castillo, un centrocampista que se ha incorporado este verano al filial.

En el banquillo, esperando una oportunidad, dos cancerberos: Ramón Juan y Iago Domínguez, además de Rementeria y los jugadores del filial Gudiño y Salifo. Salvo el portero Iago, todos jugaron en la segunda mitad. Repitieron después Raúl, Prados y Iago López, quienes tras descansar volvieron en la recta final del choque para disputar los instantes finales.

Hubo ocasiones para que el ariete, Santos y Salifo pudieran haber batido al meta del segundo equipo rojiblanco, si bien el cuadro local también dispuso de varias claras. En algunas ocasiones, los cancerberos, principalmente Herrero en un mano a mano con Ibai, o la falta de pericia de los cachorros, como en un cabezazo de Goti, fue lo que impidió que lograran diana alguna.

El filial jugó con Ispizua, Lorente, Chasco, Sillero, Eguiluz, Rego, Ibai Sanz, Gerenabarrena, Delgado, Kepa Uriarte y Ewan. También intervinieron Rincón, Mendibe, Trespalacios, Naveira, Vélez, Unai Gómez, Goti, Guruzeta y Pascual.

La siguiente cita para el Mirandés será ante el primer equipo del Athletic, el próximo domingo a las 19.30 horas en Anduva.