Elvis Coca reconoce que ha perdido la oportunidad de su vida al no recalar en el Barcelona

A. G.

El hasta hoy adjunto a la dirección deportiva del Mirandés, Elvis Coca, se iba a encargar de las labores de ojeador del Barcelona en Segunda, Primera RFEF y categorías inferiores. Sin embargo, el protagonista reconoció que en la entidad catalana estaban debatiendo el lunes su incorporación como consecuencia de unos tuits antiguos en los que apoyaba al Madrid y criticaba al Barcelona ridiculizando a algunos de sus miembros. El martes le comunicaron la decisión.

«He perdido la oportunidad de mi vida y no podré demostrar el trabajo que venía haciendo en el Mirandés», lamentaba Coca en declaraciones efectuadas a Rac1, donde afirmó entender la decisión del Barça, aunque al mismo tiempo justificó que fueron unos tuits escritos cuando era joven y en los que no falta el respeto a nadie.

Aseguró que lo habría dado todo por el Barcelona y que no es ningún fanático. De hecho, apuntó que «en categoría juvenil fui jugador de la cantera azulgrana una temporada, con Jordi Roura».

Reconoció que «se me han cerrado las puertas del Barcelona para siempre» y que «hace años cometí el error de escribir esos tuits y ya no me acordaba». Se muestra arrepentido, como así lo dejó claro en entrevistas que concedió a medios catalanes.

«Desde que soy profesional del fútbol me dedico sólo al fútbol y al equipo en el que trabajo. Acato el error y lo asumo, el Barça tiene mucha repercusión y si ha molestado a aficionados del club les pido disculpas», manifestó en la radio antes citada.

Hoy concluye su contrato con el club mirandesista, sin que haya trascendido si ha renovado su vinculación. Apunta a que no.