El goleador Juan Diego Molina, Stoichkov, durante el choque ante el Sanse / . mikel askasibar

El Eibar no es el más goleador ni el menos goleado, pero es el más sólido de la Liga

Encabeza la tabla al ser el mejor equipo local, con una sola derrota en 16 choques, y el segundo mejor visitante con una plantilla muy completa

ÁNGEL GARRAZA

El equipo más sólido de Segunda División aguarda al Mirandés. Probablemente, la plantilla más completa y compensada al disponer de una selección de jugadores de la categoría. Descendió de Primera División, pero su mercado y refuerzos para volver a la elite estuvieron focalizados en contratar a los futbolistas más destacados y con experiencia en el segundo escalafón del fútbol profesional. Con esa idea inició la temporada y actualmente, con solo 9 jornadas por delante, es el principal candidato a terminar la competición en lo más alto de la clasificación. Es el aspirante más firme al ascenso.

Distancia en cuatro puntos al segundo clasificado, el Almería, el otro conjunto que subiría hoy de acabar así la temporada; y en cinco al tercero, el Valladolid, que es el primero que jugaría el 'play off' de ascenso. Todo ello a pesar de no ser el máximo goleador (con 48 tantos a favor, Almería, Valladolid y Girona han logrado más dianas) ni el menos goleado (suma 34 en contra y tanto Almería como Tenerife, Oviedo, Burgos y Huesca han encajado menos). No le hace falta liderar esos registros porque su regularidad y solidez marcan el camino de los armeros.

Han ganado, en total, 19 partidos, empatado nueve y perdido, cinco. Solo contabilizan una derrota en Ipurua, el (casi) inexpugnable feudo que visitará el Mirandés dentro de dos días. Fue ante la Ponferradina (0-1) y en la primera jornada que jugó en su terreno de juego, la segunda de la Liga. En agosto. Desde entonces, no sabe lo que es perder como local tras vencer en 12 ocasiones y firmar tres igualadas. Junto a su afición ha marcado el doble de goles de los que ha recibido (28/14).

Su máximo realizador es Juan Diego Molina, Stoichkov. Lleva 16 goles y es uno de los delanteros más en forma del cuadro azulgrana. Solo está a uno de Stuani y Borja Bastón, quienes comparten la clasificación del Pichichi. Con 7, aparecen Corpas y Edu Expósito, dos hombres relevantes en el esquema de Garitano.

Además de Stoichkov, el entrenador dispone de más jugadores con los que completar el ataque. Fernando Llorente puede ser de la partida ante el Mirandés después de haber cumplido el partido de sanción tras ser expulsado ante la Ponferradina en El Toralín por primera vez en su larga carrera. El veterano punta no suele ser de la partida desde el principio de los partidos, si bien está apto para recibir a los rojillos.

No son los únicos que se juegan el puesto para participar en el ataque. El rival con más límite salarial de Segunda tras bajar de Primera cuenta, asimismo, con el madrileño Fran Sol, que marcó en el tiempo añadido el empate que lograron en Ponferrada hace dos semanas (2-2) y, por si no fuera suficiente, con Blanco-Leschuk. Aporta goles (anotó en los últimos compromisos ante Sanse y Burgos) y por su estilo y constitución es el jugador que acostumbra a desgastar a las defensas rivales con su trabajo.

El preparador vizcaíno tiene para elegir. No solo para la delantera. También en las líneas anteriores, donde el exmirandesista Javi Muñoz (indiscutible en la alineación) y Edu Expósito brillan en el centro del campo gracias a su labor y calidad.