Ronaldo Nazário, presidente del Valladolid, disfrutó en el palco de Anduva. / Avelino Gómez

«Es un día duro al perder jugando así»

Etxeberria aseguró que «duele haber perdido este partido con todo lo que hemos hecho bien y la personalidad que ha tenido el Mirandés»

ÁNGEL GARRAZA

«Para nosotros es un día duro porque hemos perdido ante un gran rival, pero haciendo muchas cosas bien. Incluso, recibiendo el gol tan pronto, el equipo ha mostrado después un punto de madurez. Había un plan ante el Valladolid para jugar con y sin balón y hemos tirado de esos mecanismos. El primer tiempo, sobre todo, ha sido muy completo, hemos sido muy superiores, generado mucho juego y defendido bien. El equipo ha tenido personalidad y hemos creado peligro, dando palos y creando muchas ocasiones».

Joseba Etxeberria, el entrenador del Mirandés, se mostró resignado, aunque en su lectura del partido enfatizó que durante gran parte del encuentro fue superior al potente Valladolid. «Lo que vale es ganar y por eso creo que es un día duro pero es que no les podemos pedir más a estos jugadores. No solo se han vaciado sino que lo han sabido hacer muy bien porque el Valladolid está acostumbrado a dominar y a llevar el peso del partido y les hemos dicho que hoy eso no tocaba, que el Mirandés tenía que hacer su juego y así ha sido».

Solo faltó el gol. De ahí que el preparador mirandesista recalcase que «hay que seguir en esta línea y tener más acierto. Ha habido partidos que hemos ganado en Anduva que no hemos jugado tan bien, pero esto va de acierto», subrayó. «Llevamos dos derrotas seguidas y hay que ir a Oviedo a ganar el próximo partido para sellar ya la permanencia».

No lo pudo hacer ayer, entre otras cuestiones porque el Pucela tiró también de ese otro fútbol, menos vistoso y más pragmático, con pérdidas de tiempo, faltas... pese a que si por algo se define este adversario es por su carácter ofensivo.

«En la segunda parte se ha jugado muy poco, ha habido muchos parones, entiendo que el Valladolid se está jugando ascender a Primera, pero creo que se ha jugado muy poco. Ellos querían que no pasaran cosas y nosotros todo lo contrario. Duele perder con todo lo que hemos hecho. El árbitro tiene que procurar que se juegue lo máximo posible».

La baja de Marqués

Alejandro Marqués fue baja de última hora tras lesionarse el sábado en el abductor. Cuestionado sobre si en esta ocasión se echó más en falta que nunca esta ausencia al ser un delantero enrachado de cara a la portería rival y después de estrellar tres balones en el poste y de desperdiciar otras ocasiones, indicó que «sabemos el nivel que tiene y el momento de forma que estaba en cuanto a juego y goles. Era una baja importante, pero sabíamos que podíamos sacar un once de garantías y poco puedo achacar a los futbolistas. Las que han ido al palo, podían haber entrado perfectamente y estaríamos hablando de otras cosas».

Minutos después del partido repitió en varias ocasiones en sala de prensa que era «un día duro por perder», pero también añadió que «se confirman muchas cosas de lo que queremos, que nuestro equipo juegue así. Con más acierto, pero damos valor a lo hecho a pesar de caer porque hemos minimizado a un equipazo. Con eso también nos tenemos que quedar. Hay que estar orgullosos de estos jugadores».

En el único error que hubo en todo el partido en las filas locales, el adversario ganó. «El juego es fallos y aciertos. Hay que aceptar la derrota y desear mucha suerte al Valladolid, pero lo importante es que nos ha gustado mucho lo que hemos visto. Teníamos muy mecanizada nuestra salida de balón y cómo presionarlos».

Pacheta admitió que el Mirandés «fue mejor, pero ganamos»

El técnico del Valladolid, José Rojo, Pacheta, no tuvo reparos en reconocer lo que había visto en el campo. Se deshizo en elogios del Mirandés, de su afición y de Anduva y admitió que el rival «ha sido mejor, sí, pero al final hemos ganado. Recuerdo los dos empates que hemos tenido en los anteriores partidos, en los que jugamos muy bien, pero no ganamos y hoy (por ayer) que no hemos jugado tan bien y no hemos tirado tanto, vamos y vencemos. Me alegro por la gente que ha venido, que se vuelven muy contentos».

Lo que está claro es que a estas alturas del campeoanto, con el Valladolid jugándose tanto lo primoridal para su equipo es sumar de tres en tres. Lo de la plasticidad y los merecimientos queda en un segundo plano. Es lo que vino a admitir, si bien precisó que prefiere jugar mejor y sacar los encuentros adelante que hacerlo como lo consiguió este domingo en Miranda. «No me prepocupa porque hacemos las cosas bien. En la mayoría de los prtidos hemos sido mejores que los rivales».

Aseguró que ayer «la sangria la hemos parado con faltas y otras acciones, pero hay que admitir que ha sido mejor, aunque nos vamos ganando, con un gran Masip. La defensa ha estado bien».

Hizo hincapié en que esta vez, «no hemos sido ese equipo tan alegre y eso es culpa también del rival» y achacó parte de la culpa de su mal partido a que en la presión no hizo lo que se pretendía. Parta el próximo encuentro pierde a 4 jugadores habituales por tarjetsas, aunque quiso restar trascendencia a este hecho. « No hay problema. Otros van a salr, es normal que haya sanciones y tarjetas a estas alturas, no las hemos buscado para que las cumnpolan ante la Real B porque eso me suele salir mal».

Tuvo tiempo, asimismo, de lanzar alabanzas al Mirandés. «Soy de Salas y he venido mil veces aquí a ver fútbol. Aquí son todos amigos, los que trabajan en el club. Me siento en casa, es un estadio, Anduva, en el que me siento muy cómodo. Su equipo ha sido mejor que el mío porque tiene jugadores en muy buen momento, con dos marchas más».