Duelo en Anduva con un cartel de prestigio

El grupo entrenó con normalidad y concienciado de lograr el primer triunfo como local de la temporada. /Avelino Gómez
El grupo entrenó con normalidad y concienciado de lograr el primer triunfo como local de la temporada. / Avelino Gómez

El Mirandés busca hoy la primera victoria como local ante un Barakaldo siempre complicado y que se sitúa ya en la parte alta de la tabla tras las primeras jornadas

ÁNGEL GARRAZA

A lo largo de la historia, ya sea en Segunda B o en Tercera, un Mirandés-Barakaldo o Barakaldo-Mirandés siempre es sinónimo de partido muy competido y, en muchas ocasiones, atractivos. El programado para esta tarde (Anduva, 18.00 horas) no le va a la zaga. De entrada, porque los rojillos quieren lograr ya el primer triunfo de la temporada en casa, al calor de su hinchada. Tras no pasar del empate con el Racing en la Liga y perder en la Copa, refrendar la óptima imagen que dejó el colectivo en Durango es la misión para hoy.

Y, principalmente, sumar tres puntos con los que acercarse a la zona de privilegio de la clasificación. Antes de que se pusiera en marcha esta cuarta jornada, el bloque de Jiménez ocupaba la séptima plaza, con cinco puntos, a dos de su oponente de este domingo. El campeonato no ha hecho mas que comenzar, pero cuanto antes se vaya cogiendo posiciones en la parte alta de la tabla, mejor. Así lo han reconocido los propios futbolistas esta semana, por aquello de la confianza y del respeto que se infunde a los adversarios.

El Mirandés trabajó esta semana con normalidad. Finalmente, ayer se ejercitó en el campo de más reducidas dimensiones y, acto seguido, desarrolló la segunda mitad de la sesión a puerta cerrada en Anduva. Estrategia y balón parado fueron los ejercicios que se quisieron realiar en la intimidad. El equipo llega a este día después de haber hecho hincapié en varios aspectos que quiere plasmar ante los vizcaínos.

«Vamos a insistir en ser muy efectivos con balón y en que los pocos errores que podamos tener que no nos penalicen», apunta Borja Jiménez. El entrenador de los locales tiene el propósito de «ir puliendo esos detalles» y, sobre todo, «de ver si somos capaces de imprimir mucho ritmo con balón».

¿Cómo es el conjunto fabril que hoy visita Miranda? «Ellos están muy armados, tienen velocidad tanto por fuera como incluso con su delantero, Sergio, así que tenemos que estar preparados para atacar y defender lo más rápido posible». Sin perder la precisión y con el menor número de fallos o, al menos, que cuando se produzcan resulten intrascendentes en el encuentro.

Un rival muy de Segunda B

Sin obviar que «habrá que prestar» especial atención a sus bandas, Villacañas y Barbosa. «Es un equipo muy compacto, muy de Segunda B por decirlo de alguna manera; es un conjunto que está muy pensado para competir en el Grupo II y hasta ahora, los resultados así lo avalan. Ojalá veamos un partido dinámico, bonito, con mucho ritmo y en el que nosotros seamos vencedores», desea el mister abulense.

Por parte del Barakaldo, su defensa Picón prevé un choque «muy complicado, de muchos duelos individuales y en el que habrá pocos espacios». Los visitantes acuden hoy a Anduva con la moral reforzada tras la victoria que obtuvieron ante la Real Sociedad B. Tres puntos importantes que refrendan la sobresaliente trayectoria en su fortín de Lasesarre, donde es casi imposible que pierdan, y que confirman el positivo arranque liguero de la escuadra gualdinegra.

El rival esta conjurado en competir en territorio rojillo, un campo que siempre motiva a sus jugadores y cuerpo técnico. «Huele a otra categoría», asegura Larrazabal. En la última cita entre ambos, el Barakaldo ganó por 1-0 en Lasesarre y en Anduva, fue uno de los oponentes que peor se lo puso sobre el césped al Mirandés. En la primera vuelta los entonces entrenados por Pablo Alfaro derrotaron a los fabriles por un ajustado 2-1 después de mucho sufrimiento y de voltear el marcador al adelantarse el conjunto visitante.

Hoy se vuelven a ver las caras en Anduva en uno de los duelos más atractivos, a priori, de la cuarta jornada de liga del Grupo II de Segunda B, en el que el Mirandés buscará quedarse con los tres primeros puntos en casa de la temporada para, de esta manera, escalar posiciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos