La dirección deportiva apunta a una plantilla todavía más joven

T. C.

«Esa es la idea, eso espero», avanzaba Chema Aragón ayer acerca de que se concrete la llegada de nuevos futbolistas a Anduva esta misma semana. Lo que no entraba en las quinielas es que el director deportivo mirandesista fuera capaz de rejuvenecer un equipo que, durante el pasado curso 2021-2022, fue el segundo cuadro más joven de la categoría (por detrás de la Real B) con una media de edad de 23,6 años. Y, a estas alturas, el promedio de años de la plantilla es de 22,2 años.

«Salvo que traigamos varios jugadores algo más veteranos, podéis ver que la plantilla va a ser la más joven de todas las que hemos tenido. Sigo creyendo mucho en la ilusión, en las ganas, en el hambre. No tengo dudas de que vamos a competir, todavía nos faltan jugadores, sobretodo por las bandas, pero estoy seguro de que lo harán bien tanto los que están ya como los que están por llegar», aseveró el arquitecto deportivo del equipo.

Aragón también aprovechó la comparecencia para mandarle un mensaje a la parroquia rojilla, tocaba pedir paciencia. «Creo que se pude suplir la marcha de Meseguer, se puede hacer con ganas y hambre. A la afición quiero decirla que, dentro de la inquietud normal de que se traspase o no al jugador, hace dos años, a estas alturas de mercado, teníamos en medio a Antonio Caballero y un tal Víctor Meseguer que llegaba desde Murcia con 20 años jugados, y todo el mundo decía que no era suficiente para comenzar la competición. En la jornada 5 nadie dudaba de que Meseguer tenía buena pinta, por lo que hay que tener paciencia con las incorporaciones», aclaró

Punto aparte quiso remarcar en la presión que ha de evitar aplicar en el jugador que ocupe la zona del campo de centrocampista murciano. Más allá de confiar en suplir sus aportaciones, «me gustaría que no le hagamos un marcaje al hombre que juegue en la demarcación de Víctor, ya que él también tuvo que hacerlo en el sitio de Malsa, Guridi y Antonio Sánchez. La seña principal del equipo es que estamos siendo capaces de reinventarnos todos los años», describió Aragón.

A partir de este momento, el director se limitó a pedir la unión de todas las ramificaciones del entorno rojillo para «ir de la mano» y que los propios jugadores «puedan sentir lo que es Anduva, su haka, y que nuestra casa se convierta en el fortín que deber ser, un campo en el que no gana cualquiera», cerró.

Para finalizar, el responsable de la parcela técnica evidenció que vienen días de mucho movimiento en las oficinas de Francisco Cantera. El club ha de cerrar en torno a 8 operaciones y restan menos de tres semanas para que cierre el mercado de fichajes, por lo que deje apremiarse sin apresurarse.